Ana Cairo Ballester: lamentable pérdida para la cultura y la educación superior insulares

Comentario

Culturales Noticias
Ana Cairo Ballester: lamentable pérdida para la cultura y la educación superior insulares. Jesús Dueñas Becerra Foto Granma.

La doctora Ana Cairo Ballester (1950-2019), Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, acaba de partir a encontrarse con el Espíritu Universal en ese mundo mágico lleno de música, poesía, luz y color,  a donde van las ánimas de las personas buenas que, según el aforismo martiano, «aman y crean».

La también profesora titular y consultante de la Universidad de La Habana se entregó en cuerpo, mente y alma a la comprensión de los procesos histórico-culturales que sustentan el acaecer de la mayor isla de las Antillas. 

Por otra parte, se dedicó a la promover —en las nuevas generaciones— el conocimiento de la herencia intelectual y espiritual dejada a la cultura cubana y universal de emblemáticas personalidades de nuestra historia.

Lo hizo desde las aulas universitarias de nuestra querida Alma Mater, donde quienes tuvieron el privilegio de ser sus discípulos descubrieron en esa maestra excepcional los valores éticos, patrióticos, humanos y espirituales que la caracterizaran desde la vertiente personográfica, no solo en el contexto docente-educativo, sino también fuera de él.

La doctora Cairo Ballester impartió cursos y conferencias en centros de educación superior de varios países europeos y latinoamericanos, donde desarrolló una prolífica actividad científico-pedagógica.

Era miembro eminente de la Academia de Historia, del Consejo Asesor de la Fundación Alejo Carpentier, de la Junta Directiva de la Fundación Fernando Ortiz, y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Desde el punto de vista editorial, dio a la estampa una veintena de libros, salidos de la sólida formación académica que la identificara, así como valiosas antologías y compilaciones, varios artículos periodísticos y ensayos literarios en revistas y en comparecencias ante los medios de comunicación

De su producción en el campo editorial, tuve el gusto de reseñar su libro Bembé para cimarrones para el Sitio Web de la UNEAC, así como el volumen José Martí y la novela de la cultura cubana para el Sitio Web de Radio Progreso.

La doctora Ana Cairo Ballester era miembro del Comité Editorial de la Revista de la Biblioteca Nacional José Martí, donde nos conocimos hace más de tres quinquenios, e iniciamos una relación profesional y afectiva que se mantuvo incólume hasta su lamentable deceso, el cual ha enlutado a la intelectualidad nacional y fuera de nuestras fronteras geográficas.

Duerma en paz, doctora Ana Cairo Ballester, porque usted cumplió, con creces, la obra de la vida.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE