Una Universidad con 292 años formando a la nación cubana

Todavía recuerdo la emoción que me embargó cuando pisé por primera vez la escalinata de la Universidad de La Habana, que este domingo llega a sus 292 años.

Había matriculado ya en la Facultad de Artes y Letras, pero el acto de bienvenida a los estudiantes de nuevo ingreso se iba a celebrar en la Plaza Cadenas. ¡Cuántas veces había soñado con subir la escalinata! Los otros estudiantes, de años superiores, acostumbrados ya a andar por aquellos predios preferían las escaleras laterales que, además estaban resguardadas del intenso sol… Yo me detuve un minuto a observar el escenario tan conocido y deseado desde la acera de San Lázaro.

El Alma Mater (que luego supe que era Latín y no significaba «Alma de Madre» sino «Madre Nutricia») me habría los brazos también a mí, y me sentí orgullosa. No todos tienen la oportunidad de estudiar en la Casa de Altos Estudios más antigua del país.

Cuando hoy la UH está celebrando sus 292 años sigue comprometida con la nación cubana de ser continuidad de toda una historia de patriotismo y seguir formando profesionales y aportando a la vida socioeconómica del país, como declaró su rectora Miriam Nicado García.

Durante la ceremonia, efectuada en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, la miembro del Buró Político del Partido y del Consejo de Estado, mencionó algunos nombres que marcaron la historia cubana.

Entre ellos Félix Varela, Carlos Manuel de Céspedes, Francisco Vicente Aguilera, Ignacio Agramonte, Tomás Romay, Rafael María de Mendive y el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz.

Asimismo, destacó que la UH cuenta con un claustro de mil 300 docentes e investigadores, entre ellos 750 doctores que forman a cerca de 15 mil estudiantes en 36 carreras en diferentes modalidades.

También coordina y desarrolla con niveles de excelencia más de 50 programas de postgrado entre doctorados y maestrías y tiene el compromiso de mantener los estándares de calidad para que esa casa de altos estudios continúe entre las primeras de Latinoamérica.

La educación es el único medio de salvarse de la esclavitud… y un pueblo de hombres educados será siempre un pueblo de hombres libres. -José Martí-

Y es que una vez graduados nos queda esa dulce sensación de haber formado parte de un claustro con un gran historial. Por eso celebramos este y todos los aniversarios de la vetusta Universidad que sigue formando generaciones de revolucionarios.

 

Please follow and like us:

Publicado Por: Anabel Candelario Carmona

Filóloga de carrera, Periodista de profesión devenida editora del sitio web de Radio Progreso desde el 2018, Asesora de programas radiales. Fiel a la Onda de la Alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 14 =