Adiós a Víctor Rolando Malagón

Nos deja un amigo entrañable, un compañero querido, una de las personas con más experiencia del sistema editorial cubano, el Premio Nacional de Edición 2008 Víctor Rolando Malagón, quien al morir contaba con 69 años y una vida dedicada a la promoción de la mejor literatura extranjera.

Malagón, como entrañablemente le decían sus cercanos, había nacido el 10 de marzo de 1951, en La Habana. Era graduado de Historia del Arte General, de la Escuela de Letras y Arte de la Universidad de La Habana, en 1976 y a finales de ese mismo año comenzó a trabajar en la Editorial Arte y Literatura donde se mantenía hasta el presente.

En 1982 fue designado Especialista Principal de la Redacción de Arte, también atendió simultáneamente la Redacción de Arte y la de Teoría y Crítica y durante los 46 años de trabajo en Arte y Literatura, por períodos, se desempeñó en diversas funciones con igual entrega y tesón. Entre junio de 1993 y mayo de 1994, asumió las funciones de Subdirector Editorial y responsable del Departamento de Diseño, conjuntamente a la jefatura de la Redacción de Arte y Teoría y Crítica. Entre enero del 2013 y diciembre del 2016 fungió como Director de la propia editorial.

Durante diez años, formó parte de la Comisión Temática del Instituto Cubano del Libro y del Consejo Técnico Asesor de dicha institución. También fue Presidente del jurado de Diseño del Arte del Libro Cubano, 2000 y preparó el texto correspondiente a Arte y Arquitectura, para impartir como clase, en el primer Curso de Libreros. Integró diversas comisiones de trabajo relacionadas con las Normas ramales de edición y formó parte del Subcomité de Calidad de la editorial. Su prestigio y labor como editor le permitió gestionar numerosos títulos y contribuir a los planes de publicación de Arte y Literatura.

Además del Premio Nacional de Edición, recibido en el 2008 por su meritoria labor de una vida, poseía la Distinción por la Cultural Nacional (1996) y había recibido en 1983 una carta de la editorial Letras Cubanas reconociendo el trabajo realizado en prestación de servicios en el título Un pueblo entero, que también fue elogiado por una misiva del Ministro de Cultura.

Fue Miembro del Comité Organizador de Expolingua 94 y vicepresidente de uno de los simposios del evento. Miembro de la Comisión Organizadora de la Sociedad Gutenberg. Colaboró en el proyecto del tabloide El Palacio en Viaje y asistió a numerosos simposios, conferencias, seminarios, presentaciones de libros y actividades relacionados con la literatura y la edición; así como a todas las Ferias del Libro celebradas durante su vida laboral y en 1987, representó a Cuba en el Encuentro de Editoriales de Libros de Arte, celebrado en Leipzig, otrora República Democrática Alemana. Participó en la Feria Internacional del Libro de Moscú en 1989, en la Jornada de la Cultura y la Feria del Libro de la Isla de la Juventud.

Entre los libros cuya edición tuvo a su cargo figuran: La obra escultórica de Kerbel (La Habana, Cuba, 1983), Vincent van Gogh, Kuno Mittelstädt. Editorial Arte y Literatura, La Habana, en coedición con la Edit. Henschel, Leipzig, 1979; Pintando al óleo, Juan T. Comamala. Editorial Arte y Literatura, La Habana, 1980; Introducción al estudio del arte africano, Argeliers León. Editorial. Arte y Literatura, La Habana, 1981;
Pintando al gouache, Juan T. Comamala. Editorial Arte y Literatura, La Habana, 1981 y Giselle, Pedro Simón. Editorial Arte y Literatura, La Habana, 1981 y 1985.

Sus compañeros le consideraban una memoria viva de esa editorial al ser uno de sus trabajadores más antiguos y experimentados, siempre dispuesto a ayudar y compartir sus vastos conocimientos.

Please follow and like us:

Publicado Por: Teodoro Herrera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − seis =