Alicia Alonso: Mito y Leyenda

Comentario

Culturales Especiales


Hace casi 99 años a Cuba le nació un mito, una mujer leyenda. Su cuerpo hablaba el lenguaje de la danza, esa maravilla expresada en movimientos en cada interpretación que hacía de las obras el Lago de los Cisnes o Giselle: Alicia Alonso.

La danza está de luto, el arte pierde a la bailarina más querida y excelsa de su público que tanto disfrutó de su virtuosismo y belleza en las interpretaciones de las piezas de ballet.

Fueron 88 años dedicados por entero a la danza, al Bel baile, esa expresión hermosa de emocionar los corazones de quienes la admiraban y aclamaban mientras bailaba.

En ella cada paso, cada gesto, cada movimiento eran puro ballet; era en sí misma una escuela, un método único de enseñanza; una figura icónica para Cuba, América Latina y el Mundo.

Esta gran mujer, una artista consagrada, única, la Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba, la legendaria bailarina de la danza clásica en nuestra nación, nos abandona para siempre. Y por eso, estamos de luto, porque ha muerto Alicia, pero nos deja un enorme legado que es de mucho valor para las nuevas generaciones de bailarines.

Durante su larga carrera recibió decenas de premios nacionales e internacionales, entre ellos el Premio Nacional de Danza en la Mayor de las Antillas, la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid y la Medalla José Martí, el más  alto galardón que otorga el Gobierno cubano; bailó con grandes figuras de la danza mundial, y creó el Ballet Nacional de Cuba en 1948. Igualmente participó en la fundación del Américan Ballet Theatre en Estados Unidos y hasta su último aliento se mantuvo al frente del BNC.

La Alonso nació el 21 de diciembre de 1920, en La Habana y falleció el 17 de octubre de 2019 en esta misma ciudad.

Dijo un día: las obras no mueren, descansan y vuelven a renacer, porque siempre habrá artistas dispuestos a sacarlas a la luz para colocarlas en la cúspide.

El Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su cuenta oficial de Twitter manifestó: “Alicia Alonso se ha ido y nos deja un enorme vacío, pero también un insuperable legado. Ella situó a Cuba en el altar de lo mejor de la danza mundial. Gracias Alicia por tu obra inmortal”.

Se fue a la inmortalidad, a la eternidad el mito de la danza mundial, la mujer leyenda, el arte hecho persona encarnado en la personalidad inigualable de Alicia Alonso.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 9 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE