Aniversario del triunfo de la primera Revolución Socialista del mundo

Comentario

Especiales

La Gran Revolución Socialista de octubre  que culminó con la victoria del pueblo el  siete de noviembre de 1917 en la vieja Rusia de los zares, marcó un hito no solo para el siglo XX sino para toda la historia del devenir de la humanidad.

La precursora de la Gran Guerra Patria contra el nazismo 1941-1945,  unió a soldados, obreros y campesinos en contra del zarismo y de la burguesía nacional, bajo el liderazgo del  Partido Bolchevique y Vladimir I. Lenin,  quien fue el artífice del salto definitivo hacia la historia universal.


En una jornada extraordinaria el pueblo de la gran nación euroasiática  puso fin a siglos de cruel absolutismo monárquico y despotismo aristocrático, conquistó el poder definitivo para iniciar la inédita experiencia de la construcción socialista, después de derrotar a los ejércitos  contrarrevolucionarios  apoyados por las potencias capitalistas tras la primera guerra mundial en la que dos millones de rusos murieron.

La Revolución bolchevique fue la primera en decretar la jornada laboral de ocho horas, acabó con el analfabetismo, sentó las bases de una sociedad igualitaria como nunca antes había existido en país alguno e incorporó a la mujer a la vida social, otorgándole derechos que en los países capitalistas avanzados sólo serían en parte conquistados medio siglo después.

Transformó además a la sociedad más atrasada de Europa en una potencia industrial, tecnológica y militar, en apenas unos años se construyeron 6 000 fábricas que permitieron un crecimiento industrial del 70 % en muy poco tiempo y fueron capaces de tomar la delantera en la conquista del espacio al lanzar el primer satélite artificial y el primero tripulado por un hombre, Yuri Gagarin.

Al margen de las negaciones posteriores que se materializaron con la  desintegración de la Unión Soviética, de las acciones del enemigo, de los errores propios o de las traiciones de algunos hombres, el octubre rojo es imborrable y un centenario después sigue trazando la ruta contra la explotación de los humildes, por el triunfo de  la paz y la salvación del planeta.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − Doce =

RSS
Facebook
Facebook
GOOGLE
YOUTUBE