Aurora Basnuevo, una felicitación desde la Onda de la Alegría

1 Responder

Progreso por dentro Video

No voy a contar su historia. Es sólo una hermosa felicitación desde la Onda de  la Alegría  por su cumpleaños a la primerísima actriz y cantante Aurora Basnuevo.

Su historia la conozco  bien  por las disimiles veces que como cronista he podido dialogar y entrevistarla. Me viene a la mente ahora cuando me decía: Quería saber de todo y como me gustaban la música y el canto, me inscribí en un conservatorio particular cerca de Artes y Oficios, en la calle Belascoaín, y allí estudié hasta tercer año de piano, teoría y solfeo, que me ayudaron muchísimo en mi verdadera vocación. Mi mamá me buscaba esos cursos para evitar que anduviera por la calle, el problema de ella era ocuparme el tiempo. ¡Esa Matilde era la candela! Cuando yo iba a fiestas y bailes tenía que ir con chaperona.

Recuerdo además en este onomástico de esta matancera de mucha carisma y sandunga,  que todo el mundo en Cuba la llama LA  MULATISIMA, que  su arte estuvo escondida. Me sorprendió, me dijo cuando rememoró sus inicios. Empezó a transmitirse el programa de televisión de José Antonio Alonso, el creador de La Corte Suprema del Arte, donde acudían cantantes del arte lírico, de la canción y la declamación, quienes se sometían al juicio del jurado y tenían la oportunidad de seguir actuando en ese espacio, si antes no le tocaban la campana. Cuando fui a competir me temblaba hasta el pelo, pero me arriesgué, con mi vestidito prestado. Interpreté como pude la canción Oigan. Y la campana no sonó. Me eligieron Estrella Naciente, escondida de mi mamá, hasta que me vio una tarde y le gustó verme cantar porque me aplaudió cuando llegué a la casa, acotó la Basnuevo.

Pero hay tanto que mencionar de esta cubana. Su historia dentro de la radio, la televisión, el teatro, el cine ha sido intensa. Nombres que dejó su impronta como el grupo Rita Montaner, espacios televisivos como San Nicolás del Peladero, o  en Radio Progreso como Fiesta Guajira o Alegrías de sobremesa, que  este último le valió el sobrenombre de Estelvina.

Para ella, su hijo Mayito, su casa y su familia son lo primero pero sin el arte no puede vivir. “En más de seis décadas continuadas  de vida artística he trabajado todos los días”, me afirmó de manera singular.

Aurora Basnuevo  se siente orgullosa y agradecida de haber podido impregnar alegría y arte en el corazón de su pueblo, que le tiene mucho cariño, gracias a ese personaje: Soy una artista que se siente muy feliz, nos expresó, pero lo que sin lugar a dudas los somos felices somos  sus compañeros de la emisora de la familia cubana  en felicitarla por sus 82 primaveras.

Compartir:

1 comment

  1. Maria Emilia

    Muchas gracias por tener presente a una de las más valiosas actrices cubanas. Nadie como ella otorga significado a La Onda de la Alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + Doce =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE