¿Ayuda a la cañona?

Comentario

Este mundo nuestro

Cuando usted llega a cualquier punto de ingreso a un país, debe someterse al sistema aduanero allí existente. Si es portador de alimentos, plantas o animales, requerirá  de un examen o permisos especiales, pues por esa vía pueden ser introducidos, por simple irresponsabilidad o de forma intencional, diferentes enfermedades o factores tóxicos.

En las relaciones comerciales  entre naciones también ocurre otro tanto. Un ejemplo notable forma parte de las disputas que perviven en el Reino Unido en esta etapa con respecto al brexit, y tiene que ver con la variable referida a si la frontera entre Irlanda del norte que saldría de la Unión Europea y la República Irlandesa, que se queda dentro del Pacto Comunitario, se mantiene como ahora o se deben re establecer las inspecciones que rigen en el mundo decretadas por la organización mundial del comercio (OMC), con respecto a la acogida de materiales y recursos diversos de un sitio  a otro.

Normas de ese tipo rigen  en el ámbito de las ayudas internacionales. El socorro a través de personas o materiales que se presta a un sitio donde ocurrió un fenómeno natural e incluso una guerra, también debe atravesar por los citados controles y contar con la autorización del gobierno. Los palestinos han visto más de una vez, cómo Israel no ha autorizado el paso de asistencia humanitaria a Gaza, después de haberlos bombardeado con salvajismoespantoso, en más de una oportunidad.

Por imponderables de esa naturaleza, o como parte de sus deberes institucionales, las Naciones Unidas se ocupan de canalizar asistencia y lo hace ante los  representantes estatales de las naciones miembros del organismo, o sea, los oficialmente reconocidos. Eso explica por qué la ONU aporta a Venezuela y dirige esas cargas a la administración presidida por Nicolás Maduro.

Normas similares rigen a la Cruz Roja Internacional, pero Estados Unidos en primer término, y gobernantes del área que mejor harían resolviendo los feos problemas que tienen dentro en lugar de andar hostilizando a su vecino, amenazan con introducir recursos de sospechoso propósito por aire, mar y tierra a Venezuela

Ello obligó al gobierno bolivariano a restringir  el acceso por mar desde las islas holandesas de Aruba, Curazao y Bonaire. Las fronteras terrestres con Colombia y Brasil, también debieron reforzar sus defensas.

Desde dentro, el autoproclamado sigue pidiéndole a las once mil vírgenes que manden cosas y concita a violar todo cuanto existe. Solo así justifica el padrinazgo imperial de que es objeto. La grave provocación es capaz de generar situaciones ingratas.

Tanto los preparativos, como la parafernalia periodística con que se justifica lo inaceptable, omiten plantear que se están quebrantando los códigos pactados internacionalmente hechos para impedir abusos o anarquía.

¿Ayuda por la fuerza? ¿Conoce usted algún caso en que se haya intentado o se permitiera algo semejante? Si lo conocen, por favor, háganmelo saber.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE