Camagüey: cerrar fila para ganar la batalla

Vuelve septiembre y con ello la algarabía de las escuelas en Cuba. Es una fiesta que, a veces, por tan segura y esperada, a la vez, no valoramos en su real dimensión en tiempos de globalización y tecnologías que nos acercan a la información de manera más rápida cada día. Solo basta un vistazo a otras realidades para darnos cuenta de que nuestros niños y jóvenes son privilegiados.

Please follow and like us:

Publicado Por: Bárbara Suárez Ávalos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 5 =