Camilo, Cienfuegos de gloria

Comentario

Especiales

El 6 de febrero de 1932, quedaría grabada en las páginas de la historia de Cuba, una fecha que los cubanos siempre recordamos con mucha vehemencia.

Entonces nació en la barriada de Lawton, un niño al que llamaron Camilo. Nadie imaginó que aquella criatura se convertiría años después en el hombre valiente y decidido dispuesto a hacer libre a su patria.

Camilo Cienfuegos Gorriarán, de extracción humilde, desde muy joven mostró sus valores humanos y de lucha contra las injusticias, como así lo hizo en 1948 en las protestas populares contra el aumento de la tarifa de los ómnibus urbanos.  Tales características también las manifestaba en su firmeza y sencillez, seguridad, optimismo y confianza.

Fue un destacado revolucionario, fundador del Ejército Rebelde, quien junto a Fidel Castro Ruz, el Che Guevara, Raúl Castro, Juan Almeida, Ramiro Valdés, Guillermo García y otros guerrilleros, lograron con estoicismo el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

Son muchas las anécdotas que se conocen sobre  Camilo, relatadas por sus propios compañeros y amigos, que así confirmaban estas aseveraciones.

Una de ellas fue aquella cuando lo ascienden a Comandante y con la modestia que lo caracterizaba dijo: “Ese ascenso no es sólo mío, sino también de ustedes, que lo han hecho posible con su actitud”. Un gesto que llenaba a su tropa de orgullo y admiración.

Camilo tuvo muchas formas de ser identificado por los cubanos: como “El Comandante del Pueblo”, “El Señor de la Vanguardia”, “Héroe de Yaguajay” o “El Héroe del Sombrero Alón”; no importaban los sobrenombres, todo su pueblo lo reconocía y quería, por sus valores y por esa sonrisa que siempre regalaba con franqueza. Cuentan que riéndose, decía que estaba viviendo la vida como si fuera un sueño.

La desaparición de Camilo el 28 de Octubre de 1959, provocó gran conmoción y dolor en los cubanos, que hoy en el aniversario 87 de su natalicio y siempre, recuerdan al también héroe de la batalla de Yaguajay, el hombre de absoluta confianza de Fidel. Ambos físicamente no existen, pero viven con su ejemplo de gloria en nuestro pueblo, el mismo que con orgullo y dignidad en honor a ellos, dará su Sí por Cuba el próximo 24 de Febrero, mediante el referendo popular.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − Diez =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE