Carlos Acosta: nuevo director de agrupación danzaria británica

Comentario

Culturales

Foto: Cubasi

El Royal Ballet de Birmingham (Reino Unido) seleccionó al primer bailarín cubano Carlos Acosta, Premio Nacional de Danza, como su nuevo director; función que comenzará a desempeñar —con la excelencia profesional que lo caracteriza como director de la compañía Acosta Danza— en el mes de enero de 2020.

Ese príncipe de la cubanía declaró a la prensa que “es un gran honor y un privilegio haber sido nombrado para dirigir [esa emblemática agrupación danzaria]. Soy un gran admirador de su patrimonio y de lo que David Bintley (actual director) ha hecho para establecerla como una de las principales de ballet clásico mundial”.

Por otra parte, destacó que “mi deseo es construir sobre sus tradiciones clásicas, expandir su repertorio y llegar a audiencias nuevas y más diversas, definir lo que es ser una compañía de ballet clásico líder en el mundo en el siglo XXI”.

El también coreógrafo insular aclaró, además, que paralelamente a esa gran oportunidad que la vida le ha colocado delante, continuará con su labor en la compañía Acosta Danza y en la Fundación Internacional de Danza Carlos Acosta, ya que el nombramiento le facilitará mejorar y desarrollar las oportunidades que les puede ofrecer a esas dos iniciativas.

Para la elección correspondiente, expertos internacionales decidieron escoger al director en una competición abierta, después de que el británico Bintley anunciara su retirada para el próximo mes de julio, al término de la temporada.

El señor David Normington, presidente del Royal Ballet de Birmingham,  se refirió al buen momento que atraviesa la compañía y calificó a Carlos Acosta como el “mejor bailarín masculino de esta generación. Sé que nos traerá su leyenda artística, su energía y su carisma y nos permitirá conectar con gente nueva, especialmente en Birmingham”, concluyó.

Carlos Acosta de 45 años, se formó como bailarín profesional en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, donde se graduó con honores en 1991, y tres años después, alcanzó la categoría de primer bailarín del Ballet Nacional de Cuba, Patrimonio Cultural de la Nación.

De acuerdo con la crítica especializada, ha devenido uno de los 5 mejores bailarines del mundo, gracias a sus cualidades físicas, talento, sencillez y humildad; rasgos técnico-interpretativos y personográficos que lo han llevado a integrar el elenco de relevantes compañías del orbe, entre las que destacan agrupaciones de Italia, Estados Unidos y Reino Unido.

Debutó como actor el año pasado en el largometraje Yuli, de la cineasta española Iciar Bollain; filme en la que se interpreta a sí mismo y que le valió la nominación a mejor actor revelación en los premios Goya 2019.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 14 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE