Claudette Sant ´Anna en la Biodanza o Danza de la vida

Comentario

Noticias
Claudette Sant´Anna en Academia de Baile cubana. Foto Yirian García de la Torre.

De visita en Cuba Claudette Sant´Anna multiplica la escuela de Biodanza, en la metodología de Rolando Toro, fundador del método conocido también como la Danza de la Vida: ese encuentro cuerpo, mente, salud para reconocerse a sí mismo en consonancia con las vivencias y el grupo.

Biodanza es la poética del encuentro humano que restituye en cada persona la capacidad de un encuentro profundo consigo mismo, con el otro y con la totalidad.

El prefijo ‘bio’ deriva del término ‘bios’, que significa ‘vida’. La palabra ‘danza’, en la acepción francesa, significa ‘movimiento integrado pleno de sentido’. La metáfora estaba formulada: ‘Biodanza, danza de la vida’.

En Cuba diferentes sedes practican el método para la salud, la convivencia; como es el caso del grupo cuya facilitadora es la Doctora en Ciencias Sonia Báez, con personas adultas mayores, o de Karen Rodríguez López-Nussa con personas de diferentes edades en Kamal Yoga Estudio.

Biodanza es un camino para reencontrar la alegría de vivir, es la participación en un nuevo modo de vivir, a partir de intensas vivencias personales inducidas por la danza.

“Biodanza es un sistema de integración afectiva, renovación orgánica y re-aprendizaje de las funciones originarias de vida, basada en vivencias inducidas por la danza, la música, el canto y situaciones de encuentro en grupo”.

Es:

  • Renovación orgánica:
  • Reaprendizaje de las funciones originarias de la vida:
  • reformulación de nuestros valores culturales, que toma como referencial el respeto por la vida

Considera la vivencia para expresar los potenciales humanos. Haciendo en la persona revitalizar con músicas y movimientos determinados el caudal intuitivo de su propio organismo.

Compensa, mediante el estímulo del inconsciente la expresión de los potenciales humanos, a través de la deflagración de vivencias.

Es importante la interrelación del grupo quienes defienden cinco líneas de vivencia: de vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad, trascendencia

El grupo es esencial en el proceso de cambio, porque induce nuevas formas de comunicación y vínculo afectivo. El grupo es una matriz de renacimiento, en el que cada participante encuentra continente afectivo y permiso para el cambio.

Como psicoterapia relaciona investigaciones o trabajos de Martín Buber, Pichón Riviere, James Hillmann y Kenneth J. Gergen, cuando buscan el ser humano como ‘ser relacional’, ecológico.

Al decir de María Eugenia Reyes, introductora del método en Cuba, generalmente integra grupos semejantes: Niños, adolescentes, adultos, ancianos; Mujeres embarazadas, Familias (participación de padres, hijos, tíos, abuelos, primos, etc.), Personas – sin necesidades especiales – con dificultad para establecer vínculos profundos: inseguridad, estados depresivos, angustia, desconfianza, hostilidad, egocentrismo, carencia afectiva, falta de ímpetu vital, estrés, ausencia de motivaciones para vivir; así como Grupos especiales de rehabilitación existencial, enfermos mentales, hipertensos, enfermos de morbo de Parkinson, etc.

La diversidad de problemas y cuadros clínicos, que Biodanza ayuda a resolver, se debe a que este sistema activa funciones generales tales como: expresión de la identidad, comunicación afectiva y funciones integrativas del organismo.

El método hace de la música el instrumento de mediación entre la emoción y el movimiento corporal, como lenguaje universal, accesible a niños y adultos de cualquier época y región. Su influencia va directamente a la emoción, sin pasar por los filtros analíticos del pensamiento. La música estimula la danza expresiva, la comunicación afectiva y la vivencia de sí mismo. El órgano para sentir la música no es el oído, sino el cuerpo. La identidad es permeable a la música y, por lo mismo, puede expresarse a través de ésta.

Biodanza:

–         Tiene un enfoque esencialmente pedagógico y terapéutico.

–         Estudia  el ser humano como unidad.

–        Su objetivo es la integración psicofísica, la profilaxis, la rehabilitación existencial, la reeducación de la afectividad y el tratamiento complementario de enfermedades mentales y psicomotoras.

–         Utiliza sistemas de control evolutivo de las potencialidades.

–         Estimula la integración psicofísica mediante la estructura operativa ‘música-movimiento-vivencia’.

Su fundamento es bios: vida.

Textos: Metodología, cortesía de la Dra. Sonia Báez, quien presentó su grupo en el Festival de la Tierra, el pasado noviembre en La Habana.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + Trece =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE