Consultar el diccionario antes de escribir

Comentario

El rinconcito de Santiesteban

Yo pudiera comenzar este pequeño comentario con una petición. Por Dios no más imaginería. A cualquiera le asiste el más mínimo derecho de enamorarse de una palabrita. Así, por ejemplo, disfruto con la amistad de un cofrade quien de continuo me bombardea con rimbombantes palabrejas como piélago, mialgia, por solo citar dos ejemplos. Yo no protesto, pues susodicho utiliza los vocablos rebuscados en su exacta acepción.

Pero  ahora que ojeo una revista,  me doy de boca con esto: la desbordante imaginería del novelista. No señor, emborronador de cuartillas. Usted, dirá imaginación. Porque imaginería es, en primer lugar,  el bordado que imita a la pintura, además la fabricación de imágenes sagradas.  No olvidar pues, que el mataburro existe y que debemos consultarlo con humildad antes de sentarnos ante el teclado.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE