Costumbres perdidas regresan en tiempos de coronavirus: la jardinería

¿Quién no tiene en casa una maceta con alguna planta decorativa que cuidar? Aunque no haya patio o jardín, en cada casa hay o un balcón, o una esquina, o un estante que adornar con plantas. Las macetas dan vitalidad al hogar y refrescan la vista. Si nunca se ha dedicado a sembrar, puede aprovechar ahora el tiempo libre que tiene en casa. Radio Progreso, la emisora de la familia cubana, le ofrece algunos consejos al respecto.

Cómo empezar:

Si eres un principiante, elige tus plantas sabiamente, según el terreno en el que quieres plantar: ¿Cuánta luz tiene? ¿Cuánto espacio hay? ¿Cuáles son las características de la tierra?

Lo ideal es empezar con pocas plantas. Una vez las tengas bien controladas, podrás comprobar qué tal se dan y cómo se comportan. En base a los resultados, podrás aumentar la variedad de tu jardín. Para seleccionar las plantas ideales, fíjate en estos aspectos fundamentales:

  • El clima de tu zona
  • El tipo de tierra que tienes en tu terreno
  • La disposición del suelo e instalaciones como tuberías o desagües. Esto puede afectar a la composición de tu jardín y la elección de sus plantas.
  • El  tiempo que puedes dedicar a su mantenimiento
  • Elige bien dónde siembras.

Cada planta requiere un espacio determinado a su alrededor. Algunas están mejor aisladas y otras en grupo; las zonas con sombra puede beneficiar a las que no necesitan sol todo el día, etc. Por ejemplo, hay plantas que extienden mucho sus raíces y tal vez deberían estar en macetas.

Mantenimientos imprescindibles en tu jardín

  • Trasplantar y podar sí es necesario.

Cuando te dispongas a poner las plantas en el terreno, desenreda las raíces y desmenuza la tierra. Este paso es muy importante. Después, métela en el hueco disponible y vuelve a cubrirla con tierra fértil y blanda.  Con esto, estarás ayudando a que las raíces nutran la planta y se expandan sin problemas.

 

En cuanto la poda, todas las plantas suelen necesitar pasar por la tijera. A veces es por cuestiones de espacio pero en muchas plantas se trata de uno de los cuidados imprescindibles. Es importante que lo hagas en la época del año recomendada para cada especie o correrás el riesgo de acabar con ellas.

  • Mantén los insectos a raya.

No todos los insectos son perjudiciales para las plantas. Hay escarabajos y lombrices que ayudan a abonar y airear la tierra. Debes aprender a reconocer aquellos que son dañinos para tu jardín e invitarlos a cambiar de aires. Una vez lo has conseguido, ¿qué hacer con  los demás insectos? Aprende a convivir en armonía con los que cuidarán tu jardín y serán tus nuevos vecinos.

Please follow and like us:

Publicado Por: Anabel Candelario Carmona

Filóloga de carrera, Periodista de profesión devenida editora del sitio web de Radio Progreso desde el 2018, Asesora de programas radiales. Fiel a la Onda de la Alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − uno =