¿Cuál fue la causa del tiempo severo en el occidente cubano?

Comentario

Noticias
Las adversas condiciones atmosféricas de la tarde-noche del domingo y la madrugada del lunes en la mitad occidental del archipiélago cubano fueron bien anticipadas por el Centro Nacional de Pronósticos.

Quienes el sábado siguieron con atención el informe del tiempo del Noticiero Estelar de la televisión podrán confirmarlo. La Dra. Miriam Teresita Llanes fue clara y enfática al mencionar “tiempo severo” y “situación meteorológica peligrosa”.
La alerta fue ratificada el domingo a la 1:00 de la tarde. El Instituto de Meteorología dio a conocer en su página web un Aviso Especial, en el que se precisaba: “La proximidad y movimiento de este sistema (la línea de tormentas) sobre el occidente de Cuba incrementará los nublados y las lluvias desde el anochecer en Pinar del Río, que en la noche y la madrugada se extenderán al resto del occidente, con vientos fuertes en rachas, lluvias y actividad eléctrica, que pueden ser fuertes a intervalos en algunas localidades.”

Activa prefrontal

Vientos húmedos, molestos, de componente sur, empezaron a afectar las provincias occidentales en la mañana de este 27 de enero. Al mediodía ya eran fuertes, con velocidades sostenidas de 50 a 55 kilómetros por hora y rachas de hasta 87 km/h.
De acuerdo con el especialista Armando Caymares Ortiz, una activa línea de tormentas eléctricas (formada por delante de un frente frío) avanzó desde Pinar del Río hasta Mayabeque y La Habana en las primeras horas de la noche, y a su paso produjo severidad.
Los vientos soplaron con velocidades superiores a 100 kilómetros por hora. En el territorio pinareño de San Juan y Martínez se reportó una ráfaga máxima de 115 km/h, mientras que en la estación de Casablanca, a las 8:45 p. m., el viento alcanzó los 101 km/h, que llegó a 104 km/h una hora más tarde, apuntó Caymares.
Llovió en varias localidades, e incluso cayeron granizos en el Reparto Chibás. Hasta la 1:00 a. m. de hoy lunes se habían acumulado 52 milímetros en la estación de Casablanca, 33 mm en Bauta, 29 mm en Bahía Honda y 27 mm en Paso Real de San Diego.

Lo más significativo fue la ocurrencia de un fuerte tornado en la capital poco después de las 8:30 p. m., que dañó árboles y postes, provocó rupturas de puertas y ventanas, así como desprendimientos de techos, derrumbes y caída de tanques de fibrocemento, según informes preliminares. En las próximas horas, los expertos del Insmet evaluarán, entre otros aspectos, la magnitud de los daños asociados al tornado para determinar su intensidad.

El frente frío que arribó en la noche de ayer promovió rachas de viento cercanas a los 90 km/h. Por otro lado, se produjeron fuertes marejadas e inundaciones costeras en el litoral norte de la región occidental.
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + Nueve =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE