Cuba ante otra página imperecedera de su historia (+Fotos)

Comentario

Noticias

En acto solemne -pletórico de vibrante patriotismo- la Asamblea Nacional del Poder Popular proclamó este miércoles la nueva Constitución de Cuba, refrendada el 24 de febrero.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Partido, y Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, presidieron en el Palacio de las Convenciones la segunda sesión extraordinaria de la actual legislatura del Parlamento.

Las notas del Himno Nacional interpretadas por la banda de música del Estado Mayor General de las FAR y el Coro Nacional de Cuba fueron acompañadas por 21 salvas de artillería disparadas desde el cementerio de Santa Ifigenia y la fortaleza de La Cabaña.

Momento emotivo fue la entrada al plenario de la Constitución de Guáimaro de 1869, custodiada por tres combatientes ataviados con los uniformes del Ejército Libertador.

Una Carta Magna de continuidad

La Constitución que proclamamos hoy es continuidad de aquella primera -la de Guáimaro-, en tanto salvaguarda como pilares fundamentales de la nación la unidad de todos los cubanos y la independencia y soberanía de la Patria, aseveró el Primer Secretario del Partido, General de Ejército Raúl Castro.

En sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional, dijo que constituye un privilegio ofrecer ese discurso, al igual que 43 años atrás con la Carta Magna de 1976.

La fecha escogida no es casual -significó Raúl- pues coincide con el aniversario 150 de la Constitución de Guáimaro, nuestra primera ley de leyes, fruto de la unidad e institucionalidad que requería la naciente República en Armas.

La libertad e independencia frente al colonialismoa español sería parte de sus pilares fundamentales, unido al reconocimiento de la igualdad entre todos los cubanos, expresó.

La Revolución, fuente de derecho

En el discurso de proclamación de la nueva Carta Magna, en el Palacio de Convenciones de La Habana, el Primer Secretario del Partido, General de Ejército Raúl Castro, hizo un recuento histórico de las Constituciones cubanas, sus valores y significación.

Rememoró que con el triunfo de enero de 1959, una de las primeras medidas en el orden jurídico fue la promulgación de la Ley Fundamental.

La Revolución fue fuente de derecho, fue ella quien dio tierra a los campesinos, dio educación gratuita, salud pública al servicio de los ciudadanos, y garantizó igualdad, enfatizó Raúl.

Sobre la ley de leyes de 1976, resaltó que instituyó los derechos conquistados por el pueblo, y de su reforma en 2002, destacó que consignó el carácter irrevocable del Socialismo, cuando el Gobierno de Estados Unidos incrementaba sus amenazas contra Cuba.

Una consulta popular ejemplar

En sus palabras en la IX legislatura de la Asamblea Nacional, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, significó que en 2016, el VII Congreso del Partido ratificó los planteamientos del anterior en cuanto al desarrollo del modelo económico socialista.

Agregó Raúl que siempre hubo la preocupación en el proceso revolucionario por la realización de una nueva Carta Magna que ampliara los derechos de los ciudadanos, la estructura del Estado y se adecuara a los nuevos tiempos.

Explicó que en el año 2018 se creó una comisión para trabajar en la propuesta de una nueva Constitución, y ya en julio se concretó el proyecto que fue ampliamente debatido por todos en una verdadera consulta popular.

Señaló que en esa consulta los jóvenes, como fuerza motriz, tuvieron un papel determinante y finalmente se aprobó el proyecto de Carta Magna el 24 de Febrero del actual año.

Intensa actividad legislativa

El General de Ejército Raúl Castro recordó la intensa actividad legislativa que cumplirá la Asamblea Nacional para hacer efectivos los preceptos de la nueva Constitución, y entre esas tareas estaría la aprobación de la Ley Electoral en la próxima sesión ordinaria.

El Parlamento elegirá el Consejo Electoral Nacional y antes de los 3 meses siguientes a su Presidente, Vicepresidente y secretario, así como a los demás miembros del Consejo de Estado, al Presidente y al Vicepresidente de la República.

Explicó que el Presidente de la República presentará el nuevo gobierno a la aprobación de la Asamblea, y ésta designará el primer ministro, los vice-primeros ministros, el secretario y demás miembros del Consejo de Ministros.

Trabajaremos -dijo Raúl- para que todas esas acciones se materialicen este año, y a inicios de 2020 correspondería la elección de los Gobernadores y Vice-gobernadores provinciales.

Un escenario adverso

Al intervenir en la sesión solemne de proclamación de la nueva Carta Magna, el General de Ejército Raúl Castro rechazó la conducta agresiva que el gobierno estadounidense ha desatado contra América Latina y el Caribe en nombre de la Doctrina Monroe.

Recordó que Nuestra América había logrado en tiempos muy recientes afianzar la independencia regional en un clima de paz, cooperación y armonía, pues con el precepto de la unidad dentro de la diversidad se avanzó sostenidamente hacia la integración y la complementariedad.

América Latina y el Caribe fue proclamada Zona de Paz y se progresó en el propósito de alcanzar una relación más respetuosa con los vecinos del Norte, reconoció Raúl.

Advirtió, en cambio, que el escenario hoy es otro, pues Washington y su ambición hegemónica plantean la amenaza más perentoria de las últimas 5 décadas a la paz, la seguridad y el bienestar de Latinoamérica y el Caribe.

La amenaza nos concierne a todos

Hay gobiernos y fuerzas políticas que, de modo irresponsable, acompañan al imperialismo en su belicosa escalada en la región, expresó el General de Ejército Raúl Castro y alertó que aunque el asedio contra Venezuela es el principal punto de agresión, la amenaza nos concierne a todos.

Afirmó que el gobierno venezolano y el pueblo chavista están escribiendo páginas admirables de resistencia y trasmitió su reconocimiento a los más de 20 mil colaboradores cubanos-en su mayoría mujeres-que cumplen con su noble tarea en el hermano país.

Denunció el tono cada vez más amenazador de Washington contra Cuba, con el viejo anhelo de derrocar la Revolución mediante el incremento de la guerra económica y del bloqueo.

Esa misma aspiración ya fracasó en el pasado y volverá a fracasar, reafirmó Raúl y reiteró que Cuba no teme las amenazas, a la vez que defiende su vocación de paz y su derecho a construir el socialismo.

La dignidad de Cuba es inquebrantable

En el discurso de proclamación de la Carta Magna, el General de Ejército Raúl Castro ratificó que hemos definido como prioridades insoslayables la preparación del país para la defensa y el desarrollo de la economía.

Destacó que es necesario que estemos alertas y conscientes de que enfrentamos dificultades adicionales, y que la situación pudiera agravarse en próximos meses.

No se trata de regresar a la fase aguda del Período Especial, dijo y añadió que hoy es otro el panorama por la diversificación de la economía, ante lo cual insistió en redoblar esfuerzos para lograr mayores producciones, revisar los gastos para suprimir los no imprescindibles, y elevar la eficiencia de los portadores energéticos.

A pesar de su inmenso poder, el imperialismo no posee la capacidad de quebrar la dignidad de un pueblo unido, orgulloso de su historia y la libertad conquistada a fuerza de tanto sacrificio, aseguró Raúl.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − dieciseis =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE