Cuba denuncia en Ginebra medidas coercitivas de Estados Unidos

Comentario

Noticias

El Primer Vicepresidente Salvador Valdés Mesa participó en la 108 Conferencia Internacional del Trabajo “Conferencia del Centenario de la OIT”, en Ginebra. Allí ratificó el compromiso de Cuba, miembro fundador de la organización, con la promoción y protección de los derechos de trabajo y seguridad social.

Valdés Mesa, también denunció ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el asedio estadounidense contra la isla y su incidencia en el bienestar y la justicia social de sus ciudadanos.

Valdés Mesa se pronunció en esos términos en la 108 reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, que desde el pasado 10 de junio congrega en Ginebra a más de cinco mil delegados de gobiernos, organizaciones sindicales y entidades empleadoras de 187 países.

La imposición de medidas coercitivas unilaterales, contrarias al Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, es un mecanismo al que algunos Estados recurren cada vez con mayor frecuencia.

Señaló que esas sanciones tienen un efecto muy negativo en la vida de las poblaciones sobre las que se imponen.

Consideró ese cerco como el principal obstáculo al desarrollo de la mayor de las Antillas y una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo un pueblo, al obstaculizar mejores condiciones de empleo para los trabajadores, sobre todo en materia de remuneración.

El pueblo cubano ha tenido que resistir por casi 60 años el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra nuestro país.

En opinión del dirigente, el bloqueo obliga al Estado y Gobierno cubanos a realizar ingentes esfuerzos, en difíciles condiciones, para garantizar la seguridad y salud en el trabajo, así como ofrecer a toda la sociedad una mayor y mejor asistencia y seguridad social.

Indicó que esta realidad, lejos de solucionarse, se agravó tras la reciente decisión de la administración de Donald Trump de recrudecer las sanciones contra Cuba, con la activación del Capitulo III de la Ley Helms-Burton.

Como muestra de ello, nuestro país es Estado parte en los ocho Convenios Fundamentales de la Organización.

También expresó que el objetivo de construir una nación cada vez más soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible incluye el fortalecimiento de la promoción y protección de los derechos de los trabajadores y las libertades sindicales.

Un ejemplo de ello es la nueva Constitución de la República, ratificada en referéndum popular el pasado 24 de febrero mediante el voto favorable del 86,85 por ciento de los votantes.

El primer vicemandatario apuntó que la nueva carta magna, entre otros avances en el ámbito económico y social, fortaleció aún más el reconocimiento y la protección jurídica de los derechos de todos los trabajadores, incluyendo los del sector no estatal de la economía.

Reconoce el derecho al trabajo y a obtener un empleo digno; consagra que todas las personas, sin discriminación alguna, reciben igual salario por igual trabajo; y prohíbe el trabajo de las niñas, los niños y los adolescentes, dijo sobre la ley de leyes.

Igualmente, reconoce y protege el derecho de los trabajadores al descanso, la jornada laboral de ocho horas, el descanso semanal y las vacaciones anuales pagadas; así como a la seguridad social cuando la persona se encuentre impedida de trabajar por edad, maternidad, paternidad, invalidez o enfermedad.

Al mismo tiempo, consagra la responsabilidad del Estado de garantizar el derecho a la seguridad y salud en el trabajo; y de organizar instituciones y servicios que apoyen a las familias trabajadoras, recalcó.

A su vez, el Código de Trabajo, adoptado en 2013, ratificó la protección de las libertades sindicales, entre ellas la libertad de asociarse voluntariamente y constituir organizaciones sindicales.

En Cuba, subrayó, la labor sindical es imprescindible para la realización de los derechos de los trabajadores, y para el logro de los objetivos económicos y sociales que como nación nos hemos propuesto.

Hemos continuado avanzando en materia del derecho a la igualdad, lo cual en el ámbito laboral se ha expresado en mayores garantías para la no discriminación por motivos lesivos a la dignidad humana.

El trabajo creador, el trabajo que no es producto de la explotación, el trabajo en beneficio del trabajador y para beneficio del pueblo, es la función más honrosa que pueda tener el hombre, concluyó parafraseando al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

(Con Información de Prensa Latina)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − 3 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE