Cuba, Colombia y Estados Unidos en un puente de Biodanza

Comentario

Culturales Especiales Noticias Video

La ternura llenó los espacios de la Casa de África, en cuanto el crucero “Armonía” arribó a puerto cubano, ya estaba cumplido el sueño que se había entretejido. algunos no habían venido nunca a Cuba, otros ni siquiera lo creían posible. Sucedió Biodanza cerró un puente deseado, entre Cuba, Colombia y Estados Unidos.

Danzar -vivenciar de la mano de Hilda Helena Restrepo durante su visita a la Habana el 4 y 5 de mayo- Escuela Biodanza Miami, Biodanza Colombia y un grupo de Biodanza, facilitadoras y participantes de grupos regulares, coordinado por la facilitadora Sonia Báez en Cuba -.

El ser humano lleva intelecto, emociones y sexualidad a todas partes; vista la sexualidad como la evocación a esa energía que bien explican loa enamorados adolescentes, y hasta más, los enamorados en general; porque es una fuerza creativa que mueve molinos, engendra maravilla, vincula a países y pueblos con la grandeza de un ser humano y otro.

Rodeado de ese arsenal genético ancestral, la Casa de África cuenta una historia, que la propia ciencia, así como la vida, han autenticado como raza originaria, se nutrieron técnicas de Biodanza, en el método del chileno Rolando Toro Araneda, con biodanzantes de Cuba, Miami y Bogotá.

Las facilitadoras de todas las escuelas presentaron las danzas que luego realizaron el resto de los participantes – grupos humanos – de forma individual, en parejas, grupos, caminando y en rondas.

Un encuentro cultural que hizo a Cuba, una vez más sede de la solidaridad, la muestra de lo auténtico de la unidad donde al unísono vibraron seres de estos pueblos cuya condición humana es única, de pueblo, de danzar la vida.

Un encuentro cultural que hizo a Cuba, una vez más sede de la solidaridad, la muestra de lo auténtico, de la unidad donde al unísono vibraron seres  de estos pueblos cuya condición humana es única, de pueblo, de Danzar la Vida.

Día Internacional de la Biodanza

Celebrado en Cuba, a modo de inicio de la década del método en el país, llevó el ritmo traído directamente desde Isla Negra, ese remanzo de ideas, poemas y amores en Pablo Neruda.

El último módulo “Afectividades”

Esa ternura de la didacta, amante de Cuba, sacó las afectividades de facilitadoras Grupo Inicial y grupo en formación, digamos que espejos – no menos difíciles de aceptar – pero al fin y al cabo, metodologías de la Biodanza, caras feas, lindas, nuestras, que no simepre aceptamos, pero como facilitadoras, debemos saber llevar, asumir y dialogar con ello ante los biodanzantes de cada sede que formemos…

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − Doce =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE