¡Cuba vibra! en escenarios estadounidenses

Comentario

Culturales

El Ballet Lizt Alfonso, que dirige la primera bailarina, maître y coreógrafa habanera, deviene una compañía danzaria insular, que fusiona y se revoluciona sin cesar.  Su tránsito más reciente por los Estados Unidos de América lo confirma al ser la primera agrupación que se presenta en el Festival of Nations con sede en Dollywood, Tennessee.

Uno de sus más impactantes éxitos, Cuba vibra sugiere el gran show danzario que ilustra a nuestra ínsula encantadora, que se resiste a olvidar un pasado lleno de tradiciones musicales, tan necesario para las actuales generaciones.

Bailarines que mueven sus cuerpos a ritmo de mambo, cha cha cha, bulerías, rumba, bolero y congas arribaron a la vecina nación norteña, donde fueron recibidos por la mismísima Dolly Parton, quien —incluso— llegó a presentar el espectáculo por la intensidad de cariño y respeto profesado a esa compañía, todo un ícono en la mayor isla de las Antillas y fuera de nuestras fronteras geográficas.  

Mrs. Partones una vocalista, compositora, actriz, productora, escritora, filántropa y empresaria estadounidense, calificada por la crítica como una de las mejores cantantes de la música country,​ así como una de las principales figuras artísticas de ese género.

Durante más de cuatro décadas, ha sido reconocida su faceta innovadora, en particular por sus trabajos de las décadas de los 70 y 80 de la pasada centuria, y por su peculiar voz; se hace referencia a ella frecuentemente como «la Reina del country».

A lo largo de su carrera, Mrs. Dolly Parton ha sido honrada por sus composiciones, interpretaciones y grabaciones. Sus discos le han valido siete premios Grammy, así como varias nominaciones a los Globos de Oro y a los premios de la Academia, y su nombre se halla inscrito en el Salón de la Fama de Compositores de Nashville y en el Salón de la Fama de los Compositores.

En total, todas sus ventas superan los 100 millones de álbumes, lo cual la convierte en una de las artistas que más discos ha vendido a lo largo de la historia.

En 2004, la revista Rolling Stone la posicionó en el lugar número 73 de su lista de los mejores cantantes de todos los tiempos.

Junto a esa celebridad, Cuba ha vibrado con apoyo en el espíritu del Ballet Lizt Alfonso desde el 16 de marzo último, en que la agrupación ha regresado a escenarios estadounidenses por décima vez para participar en la temporada más grande de Dollywood.

Cerca de 79 presentaciones se calculan para un promedio de 148 mil espectadores, que en muchos casos «repitentes» quieren volver a involucrarse dentro de esos auditorios en los que el respetable seduce con interminables ovaciones para concluir cada presentación. Los principales protagonistas de esas funciones son los bailarines Sandra Reyes, Yadira Yasell, Naylén Rúas, Claudia Fernández, Luis Mario Miranda, Yadian Rodríguez y el carismático Yordano Burgar —estos dos últimos participantes en el Concurso de Talentos Bailando en Cuba— proponen una mirada muy especial alrededor del arte danzario y los ritmos populares más genuinos, y en los que tiene un peso histriónico la interpretación de la versátil vocalista Yaima Sáez, toda una revelación junto a la imprescindible orquesta acompañante, sello de la sonoridad que identifica al Ballet Lizt Alfonso.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 4 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE