Cultura Creativa: ¿qué es el Sharenting?

Aunque usted no lo crea, una encuesta de una empresa de seguridad informática reveló que el 81% de bebés menores de seis meses ya están en las redes sociales e Internet. Además aseguró que más de un 5% de los niños menores de dos años dispone de una cuenta de correo electrónico o un perfil en Facebook.

Un dato realmente alarmante para nuestra sociedad, que evidencia que estamos ante una generación expuesta públicamente. Asimismo, en las últimas dos décadas las redes sociales aumentaron el número de usuarios y hoy ya suman más de mil millones en todo el mundo.

Muchas de las personas que crecieron con Internet, son padres y madres; además ven como algo natural compartir su información y la de sus hijos en la red.

También se conoció que los progenitores publican alrededor de 300 fotografías de sus hijos al año. El estudio advierte del profundo desconocimiento que estos mismos padres tienen de los ajustes de privacidad en redes sociales, lo que se traduce en una total falta de seguridad sobre la audiencia que tiene acceso a esos contenidos.

Para tener más información…

Este problema es denominado Sharenting, el término viene de la combinación de sharing (compartir) y parenting (criar), que significa compartir información de los hijos en Internet. Pero esta sobreexposición, que en la mayoría de las ocasiones se produce sin permiso explícito por parte del niño, puede conllevar a diferentes peligros: 

Robo de identidad

Cuando los padres publican información y detalles de sus hijos en la red, como el nombre completo, edad o fotografías, están facilitando a terceros al robo de identidad.

Reputación digital

Muchos padres buscan apoyo o consejo en la red sobre temas que afectan a sus hijos, Algo que hacen de forma inocente, pero no son conscientes que puede traer consecuencias negativas en la vida personal y profesional de sus pequeños.

Depredadores sexuales

Una foto pública en Internet puede ser reproducida indefinidamente y acabar en manos tan inapropiadas como las de un depredador sexual. Por desgracia los pederastas, bajo la apariencia de anonimato que proporciona Internet, se mueven en este medio sin fronteras para lograr sus objetivos.

Finalmente, el estudio revela que todavía falta educar no solo a los menores, también a sus padres en un uso responsable de las herramientas digitales.

Please follow and like us:

Publicado Por: Radio Progreso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 16 =