Disfrazados o al desnudo

Comentario

Este mundo nuestro

Sintomático, quizás aleccionador, que hasta el Reino Unido critique la aplicación extraterritorial de las sanciones contenidas en el título tercero de la Helms Burton. Londres, habitualmente alineado con Washington hasta en las peores aventuras, también considera ilegal,  el paso anunciado por dos personajes siniestros de la administración norteamericana.

Un comunicado británico rechaza las amenazas a sus empresas en Cuba provenientes de una determinación injustificable, fuera de toda ley. Lu Kang, vocero de la cancillería china, tal como los países miembros de la Unión Europea,por igual protestaron, pidiendo, en cambio, que sí algo debería hacer la Casa Blanca, es levantar el bloqueo a la isla, desde hace tantoen perjuicio de su población.

De similar forma, Rusia también criticó con fuerza las acciones anunciadas o en marcha, dictadas por la administración Trump, la primera en activar esa cláusula, al tiempo que se han desatado sobre Venezuela y Nicaragua, recursos empleados y sufridosantes por la mayor de las Antillas.

En este mismo momento, existen situaciones gravísimasde ordenhumanitario por ejemplo en Yemen, sujeto a una guerra con apoyo de Estados Unidos, pese al pedidoespecífico  del congreso norteamericano para que cese esa complicidad.

Problemas serios,asimismo, existen en Sudán y en el Congo, como también es lamentable y peligrosa la etapaque vive Libia, algo notable dentro de hechos imponentes de proporciones y futuro nada recomendables.

Pero Donald Trump y esa corte que le anima o sugiere perversidades, se enfila contra  Venezuela,un país con las mayores reservas de oro a escala mundo y otros bienes naturalesapetecibles, aparte de su petróleo.

Sabiendo eso, que nos hablen de ayudas humanitarias es como creer que a Patricio Lumumba lo asesinaron  por motivos ajenos a la riqueza mineral de un territorio excepcionalmente dotado por la naturaleza.Ese no es el único caso comprobado de crímenes por utilidade$.

El gobierno de Nicolás Maduro promueve demandas judiciales contras las retorcidas operaciones estadounidenses. Entre las últimas, están las penalizaciones al banco central bolivariano, la prohibición del uso del dólar en sus transacciones mercantiles, y, ya se sabe, la incautación de compañías y fondos que, se están embolsillando los títeres utilizados para  manejos altamente reprobables.

Y el ensañamiento con Cuba ¿por qué? Sobre cualquier motivo, por haberles derrotado en Girón y sobrevivir a tantas muchas asechanzas. Los ejemplos siempre son blanco favorito de los déspotas, estén bien vestidos o desnudos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos − dos =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE