Donald Trump cancela el acuerdo bilateral de Obama con Cuba

Comentario

Noticias

Donald Trump arribó a Miami a las 12:25 de este viernes y una hora después comenzó su discurso en el Teatro Manuel Artime, donde confirmó que dará marcha atrás a la política de Obama hacia Cuba y recrudecerá las medidas que afectan al pueblo cubano. No obstante, dijo que las embajadas continuarán abiertas. Al terminar sus palabras, el presidente de los Estados Unidos firmó una orden ejecutiva que suprime de forma unilateral la mayoría de los avances realizados durante el mandato de Obama.

“Estoy cancelando todo el acuerdo bilateral del último gobierno (Barack Obama). Estoy anunciando una nueva política, como prometí durante la campaña, y firmaré ese contrato en esa mesa en solo un momento”, dijo Trump en Miami.

“Fuertemente restringiremos los dólares estadounidenses que vayan a los militares y a los servicios de inteligencia… Aplicaremos la prohibicion sobre el turismo. Aplicaremos el bloqueo, Trump continuará con las medidas que afectan la pueblo cubano y recrudecerá las injustas sanciones unilaterales que su país impone a la Isla.

La administración Trump ordenó el fin de los viajes “pueblo a pueblo individual”, que permitían a los ciudadanos estadounidenses trasladarse a Cuba sin el auspicio de una organización. Las nuevas regulaciones entrarán en vigor en “los próximos meses”, según la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC).

Se confirma que Trump prohibe a las empresas de su país hacer negocios con sectores ligados a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

En los últimos días, legisladores, empresas, analistas políticos y económicos, han instado a no dar marcha atrás en el acercamiento a Cuba, pero el mandatario hizo oídos sordos.

Según analistas políticos, esta decisión atenta contra la política de Trump de “Estados Unidos Primero” (America First), pues sus medidas contra Cuba perjudican también al país norteamericano.

Antes de Trump, tomaron la palabra los políticos de origen cubano, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio, quienes presionaron al presidente para que tomara medidas contra el bienestar del pueblo cubano.

En su discurso introducturio, Rubio fustigó la decisión de Barack Obama de restablecer las relaciones con Cuba y elogió a Donald Trump por el retroceso en este sentido.

También habló el gobernador de La Florida, Rick Scott,  quien el pasado enero amenazó a los puertos de su estado que recibieran mercancías provenientes de Cuba. Finalmente, el encargado de presentar a Trump fue el vicepresidente, Mike Pence.

Los cubanos recibieron hoy con sorpresa el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que cancelará todos los acuerdos de “normalización de relaciones” con la isla por su antecesor Barack Obama.

“¿Entonces volvemos a la pelea?. No puedo creer eso” exclamó Hedelmira Fernández, de 75 años de edad, con voz tranquila, mientras compraba pan en un establecimiento de La Habana.

“Con tantos años  en esta “bronca” (pelea NDR) y el señor presidente yanqui no ha aprendido que no va a ninguna parte así con nosotros”, afirmó.

Por su parte, Luis Benítez, que hacía compras en el mismo lugar y que se identificó como un “mecánico de carros (automóviles)” dijo estar preocupado “porque todo parecía ir bien”. “Los dos países se estaban tratando mejor, sin tantos insultos y para mi eso es conveniente porque tengo un hijo viviendo allá”, argumentó.

“Aquí somos muchas personas que queremos un entendimiento”, aseguró.

Resumen de los principales cambios de política:

  • Aumenta las restricciones de viaje para recrudecer la prohibición del turismo de los Estados Unidos a Cuba.
  • La política reafirma el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba.
  • Se opone a las convocatorias en las Naciones Unidas y en otros foros internacionales que apoyan a Cuba y piden el fin del bloqueo.
  • Los viajes con fines educativos no académicos se limitarán y tendrán que ser en grupo.
  • Se prohíbe el viaje individual autodirigido permitido por la administración Obama.
  • Los cubano-americanos podrán seguir visitando Cuba y enviar remesas.
  • La nueva política limita las actividades económicas con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
  • Restringe las posibilidades de negocios con las empresas públicas de Cuba, donde labora la mayor parte de los cubanos.
  • Mantiene que las entidades estadounidenses puedan desarrollar vínculos con el sector cuentapropista.
  • El memorándum dirige a los Departamentos de Tesorería y Comercio para iniciar el proceso de emisión de nuevas regulaciones dentro de los 30 días.
  • Los cambios de política no tendrán efecto hasta que los Departamentos hayan finalizado sus nuevas regulaciones, un proceso que puede tardar varios meses.
  • NO restablece la política de “pies secos – pies mojados”.
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)

RSS
Siguenos por Email
Facebook
Facebook