Elogio a Eugenio Hernández Espinosa

Comentario

Culturales Especiales
Eugenio Hernández Espinosa.


Celebración de la obra de Eugenio Hernández Espinosa es el título del foro literario dedicado a honrar al insigne dramaturgo cubano y Premio Nacional de Teatro, y desarrollado en la sala Martínez Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), subsede de la edición 28 de la Feria Internacional del Libro de La Habana.

La actividad se estructuró en forma de panel, en el que intervinieron el dramaturgo Gerardo Fulleda León, Premio Nacional de Teatro, así como  la poetisa y escritora Nancy Morejón, Premio Nacional de Literatura..

De acuerdo con los ponentes, el director artístico y general de la agrupación Teatro Caribeño es una personalidad relevante de la dramaturgia cubana contemporánea, ya que el teatro de Hernández Espinosa se caracteriza —fundamentalmente— por las exploraciones en la cultura popular y en las tradiciones afrocubanas.

Según los disertantes, la literatura dramática del agasajado festeja lo popular, con una mirada que evade prejuicios y estereotipos raciales o de otra índole, mientras recrea la mitología de origen yorubá con su narratividad, símbolos y deidades africanas.

Los personajes creados por la inteligencia global y emocional del agasajado se niegan a ser perdedores; todo lo contrario, son optimistas y luchadores por excelencia, mientras que las puestas en escena escritas por él y llevadas al proscenio irradian poesía y folclore genuinamente criollo. 

Entre otros temas de interés, habría que destacar que la obra María Antonia, valorada por la crítica especializada como una de las más importantes de la escena nacional en la segunda mitad del siglo XX, deviene fiel exponente de las concepciones ideo-estético-artísticas sustentadas por Hernández Espinosa en el campo de las tablas insulares

Por otra parte, señalaron que su obra dramatúrgica está signada —básicamente— por una intensa preocupación social y un recurrente tono filosófico-antropogénico.

El teatro de ese gigante de las artes escénicas cubanas y de mucho más allá de nuestras fronteras geográficas ha sido representado, tanto en la mayor isla de las Antillas, como en países caribeños, norteamericanos (Canadá y EE.UU), y europeos; por ende, ha trascendido lo efímero de las tablas y ha transitado —con éxito— por filmes emblemáticos de la cinematografía nacional.

Los panelistas precisaron que fue coguionista de los filmes Patakín (1982), Roble de olor (2003), y del libreto cinematográfico de El Mayor.

Es miembro del Grupo de Expertos del Consejo Nacional de las Artes Escénicas y del Consejo Nacional de la UNEAC y representante del Consejo Nacional de las Artes Escénicas en CARIBNET.

Por la indiscutible calidad de su obra dramatúrgica ha recibido importantes lauros y reconocimientos locales y foráneos.

Por último, Eugenio Hernández Espinosa relató anécdotas, vivencias y experiencias registradas en la memoria poética, y que configuran su leyenda profesional-personal en el arte de las tablas y fuera de ese contexto. 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + diecinueve =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE