Entregan a Irene Rodríguez lauro internacional

Comentario

Culturales

Foto: cortesía de Irene Rodríguez

La primera bailarina, maître y coreógrafa, Irene Rodríguez López, fue condecorada con la Medalla Iberoamericana que confieren la Fundación Honoris Causa y la Universidad de Guadalajara, México, por sus aportes puntuales al desarrollo de las danzas peninsulares en nuestra plataforma insular y fuera de nuestras fronteras geográficas.

La investidura tuvo lugar en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, mientras el discurso de elogio estuvo a cargo del doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana.

El eminente orador cubano reseñó la fructífera trayectoria artístico-profesional y docente-educativa de Irene Rodríguez, quien es bailarina profesional, licenciada y máster en Ciencias (M.Sc.), por la capitalina Universidad de las Artes (ISA), donde tuvo como profesores a los primerísimos actores Corina Mestre y Fernando Hechavarría.

Cuando integraba el elenco del Ballet Español de Cuba (BEC), obtuvo la categoría artística de primera bailarina, y fue durante décadas la figura insignia de esa agrupación danzaria.

Una vez que decidió separarse del BEC, formó la compañía Irene Rodríguez, la cual ha actuado en los emblemáticos coliseos Martí, Gran Teatro de La Habana y Mella, así como en prestigiosos teatros de República Dominicana y Estados Unidos, donde la agrupación ha realizado giras.

En las unidades docentes que funcionan en el seno de la compañía, los bisoños bailarines descubren en la maestra Irene Rodríguez, tanto en las clases, en la barra, en los ensayos, como en cualquier escenario nacional o foráneo donde se presenta, los valores ético-estéticos, humanos y espirituales en que se estructura la personalidad de un artista integral.

Por otra parte, les muestra —a través del ejemplo vivo— que para llegar a la cima de la montaña hay que consagrarse en cuerpo, mente y alma al baile español, y concretamente, al flamenco; género en el que la excepcional bailaora se destaca por su indiscutible excelencia.

Por sus valiosos aportes al desarrollo de las danzas ibéricas, ha recibido distinciones y reconocimientos, tanto en la mayor isla de las Antillas, como en el exterior.

Por último, Irene Rodríguez —con no disimulada emoción— agradeció a las instituciones mexicanas la  Medalla Iberoamericana que se le concediera, y que la honra no solo a ella en los planos profesional y personal, sino también a la patria del venerable padre Félix Varela, José Martí y Fidel Castro, mientras que al doctor Eusebio Leal Spengler le manifestó: «esta vibrante pieza oratoria quedaría registrada para siempre en mi memoria poética».

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE