Fechas de Siempre, entre ritmo y letras

Comentario

Fechas de siempre

El  compositor, cantante, bailarín y tamborero Luciano “Chano” Pozo, nació en La Habana el 7 de enero de 1915. Dicen que   desde niño supo que la música era lo suyo.

Sobre  su vida y quehacer, el escritor y  musicólogo Leonardo  Acosta,  plantea  en un artículo publicado en la Jiribilla:

El máximo ejemplo de la maestría artística de Chano Pozo se encuentra probablemente en la suite de jazz afrocubano “Cubana-be, Cubana Bop”…

También conocido  como “el Tambor  de Cuba”, se le cataloga  de “famoso  percusionista”, cuando se presenta en 1940, en un espectáculo del capitalino cabaret Sans-Souci, titulado ¨Congo Pantera¨.

Después compone sus exitosas guarachas-rumbas: “Blen-blen-blen”, “Pin-pon-pan”, “Nagüe” y “Manteca”. En 1946 marcha  a Nueva York donde crece su fama. En 1947 es presentado por Dizzy Gillespie en un concierto de jazz, en el Town Hall. El público queda maravillado con su voz y su tambor.

Un crítico norteamericano de la época planteó:

El poder rítmico de este misterioso músico cubano de conga queda iluminado por el hecho de que Gillespie, aunque amenudo empleara en algún momento varios percusionistas latinoamericanos, nunca pudo lograr los efectos que había alcanzado con Chano Pozo solo.

Vicentina Antuña:

Sobresaliente en sus estudios de latín y de arte greco-romano, la Doctora Vicentina Antuña, ensayista, filósofa y profesora universitaria, abandona la vida en La Habana, el ocho  de enero de 1992.  Había nacido 22 de este propio mes en 1909.

Profesora de Lengua y Literatura Latinas, ella ocupó además la jefatura del Departamento Filológico de la Escuela de Letras de la Universidad de La Habana, centro que después dirigió.

La Doctora Vicentina Antuña presidió la investigación sobre el español hablado en Cuba, asumida por el  Instituto de Literatura y  Lingüística y las Facultades de Artes y Letras de las universidades del país.

Su quehacer profesional y político la llevaron a ser acreedora de la Medalla de Oro de la Universidad de La Habana, del  Título de Heroína del Trabajo de la República de Cuba, y de la Orden José Martí, la más alta condecoración que concede el Estado cubano a relevantes personalidades nacionales y extranjeras. La  Doctora Vicentina Antuña estuvo al frente de la Comisión Cubana de la UNESCO.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 13 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE