Fidel: pretexto y certeza

Comentario

Especiales

Desde hace 16 agostos, los jóvenes artistas y escritores agramontinos esperan su cumpleaños con música y poesía; algunos celebran haber vivido parte de su tiempo, y todos, el saberse herederos de un legado sin par.

Por eso, desde hace 16 agostos, la Cruzada Literaria que organiza la filial camagüeyana de la Asociación Hermanos Saíz insiste en rendirle homenaje, y une al arte lugareño el de colegas llegados de varias provincias, para seguir validando su concepto de que la Cultura es escudo y espada de la nación.

Esta vez, también invitados, instructores de arte de toda Cuba, que celebran aquí el foro Patria Chica, en el contexto del décimo quinto aniversario de la Brigada José Martí, un proyecto suyo que sigue vigente en escuelas y comunidades, porque, como él nos enseñó, la Cultura es lo primero que hay que salvar.

Resulta hermoso este homenaje juvenil a quien siempre confió en las nuevas generaciones, sabedor de su fuerza para emprender grandes obras y materializar sueños.

Los sueños por una Cuba mejor, sin ceder un ápice de dignidad ni independencia; la Cuba libre que él y los revolucionarios que lideró nos regalaron de pie hace más de seis décadas.

Por eso hoy celebramos a Fidel. Pero también el privilegio de ser continuadores de su obra, de aprender de su ejemplo, de saberlo guía en el infinito.

Su cumpleaños es el pretexto, pero la certeza verdadera va más allá: es el orgullo de ser cubanos, martianos y fidelistas; de contar con un paradigma excepcional y a la vez tan cercano. Por eso, mientras escribo estas líneas, pasada la medianoche, ya en la madrugada del 13 de agosto del 2019, regresa a mi memoria, una y otra vez, el verso tremendo que Carilda Oliver Labra podía escribir solo para Fidel: ¡Gracias por ser de verdad! 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − catorce =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE