La alegría engalana las aulas cubanas

Este 2 de septiembre más de 10 mil 700 instituciones educacionales abrirán sus puertas al nuevo curso escolar 2019-2020, y se nutrirán de la alegría de pequeños y adolescentes.

Las calles, por su parte, lucirán bellas con el ir y venir de los estudiantes, padres y abuelos, los que tienen su responsabilidad con los más pequeños de protegerlos en el recorrido a las escuelas.

Luego de unas y bien disfrutadas vacaciones de verano, más de un millón 700 mil estudiantes irán a las aulas, con nuevos bríos, y el compromiso de ser mejores ante sus tareas, las cuales dirigidas por sus profesores, tendrán como siempre  todo el amor, que hace posible que su escuela sea su segunda casa.

Desde este día volverá a escucharse en la mañana antes de la incorporación a las actividades escolares las notas del himno nacional, y ondeará erguida y majestuosa, nuestra bandera, ambos símbolos patrios que se tienen presente en recordación a los que hicieron posible la libertad que hoy todos disfrutamos.

Pero más aún se les rinde homenaje cuando la educación llega también a miles de alumnos que residen en zonas montañosas. Hasta allí llegan toda la base material de estudio, computadoras y personal docente que se encuentra en disposición de la apertura del nuevo curso escolar.

Es así que el funcionamiento integral del sistema educacional cubano y sus potencialidades para brindar conocimientos, sea un ejemplo ante el mundo.

La preocupación del Gobierno revolucionario por la Educación en el país hace posible que no obstante al recrudecimiento del bloqueo estadounidense y el Título III de la Ley Helms-Burton, comience este nuevo curso escolar, por el cual todos los que han tenido la responsabilidad de este logro hayan redoblado sus esfuerzos, para garantizar todo lo concerniente a esta acción, desde la Base Material de Estudio, hasta la confección y distribución y venta de los uniformes.

En Cuba, el derecho a la educación es universal y gratuito,  una ventaja que refleja el compromiso político del país con la educación, lo cual ha sido reconocido  por  el Fondo de Naciones Unidas para la infancia, UNICEF.

También la isla se destaca por  su principio de la política exterior de colaboración con países del mundo y la aplicación del método “Yo sí puedo”, mediante el cual se han alfabetizado más de 10 millones de personas en 30 países.

Tal acción nos hace más fuerte en el cumplimiento de la concepción humanista de la educación, a partir del pensamiento de José Martí cuando expresó: “Ser cultos es el único modo de ser libres”.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =