La Cenicienta cubana cautiva a la prensa hispana

Comentario

Culturales

«El Ballet Nacional de Cuba [BNC, Patrimonio Cultural de la Nación] tiene un sello de excelencia que siempre le acompaña», afirma el diario ABC de Sevilla.

Luego de las presentaciones de La Cenicienta (ballet en dos actos y cuatro escenas, con coreografía y libreto de Pedro Consuegra, inspirado en el cuento homónimo del escritor Charles Perrault; música de Johann Strauss (hijo), en el Cartuja Center Cite».

Con el título de «La Cenicienta cubana nos enseñó a soñar», la crítica y periodista Marta Carrasco destaca que «los bailarines tienen un elevado nivel de interpretación y de virtuosismo

En Sevilla, los principales [papeles] tuvieron artistas de lujo, nada menos que la actual subdirectora de la compañía, [primera bailarina] Viengsay Valdés, y el primer bailarín Dani Hernández. Ambos han interpretado este papel en otras ocasiones, y se notaba [con meridiana claridad] la compenetración y coordinación. Muy barrocas las variaciones del primer acto y mucho más difícil los de la coda del segundo acto, con saltos, elevaciónes, portés, pasos, y sobre todo, el enorme equilibrio de Viegnsay Valdés en puntas, [en el que] demostró su escuela y belleza escénica. Vimos [a] dos grandes bailarines.

Por otra parte, «el cuerpo de baile responde en todo momento a las expectativas del coreógrafo, y en Sevilla algo llamó la atención poderosamente. En la variación española del segundo acto, los cuatro intérpretes tocaron los palillos con gran habilidad, con carretilla y posticeos perfectamente

Este detalle hizo las delicias del público. Es un cuerpo de baile perfectamente entrenado, no sólo en la danza y [en] su [desempeño], sino también en la interpretación de la pantomima del ballet, aunque sea en una versión del siglo XX».

Por último, la colega sevillana destaca, con letras indelebles, que «fue una Cenicienta de telones clásicos, gran número de bailarines en escena, muy buena pareja protagónica, y sobre todo, una gran comicidad que hizo que no se oyera la voz de un niño en las dos horas, y eso que los había a montones y algunos muy pequeños. Esa creación de nuevos públicos, es algo tan importante que ninguna compañía ni teatro debe dejarla de lado”. La compañía cubana tiene programadas —en lo que queda de gira por la península ibérica— presentaciones en los Teatros del Canal, de Madrid, con Ellago de los cisnes y La Cenicienta, así como en el barcelonés Teatro Tívoli, con esos dos clásicos de la danza universal. 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE