La Cruz, tercer semifinalista en Mundial de Boxeo

La afición que en algún momento dio riendas sueltas a su entusiasmo terminó acallada por un Julio César La Cruz reiterado verdugo del ruso Georgi Kushitashvili para fijar en tres los avances de Cuba a la semifinal del Campeonato Mundial de Boxeo con sede aquí.

Otro “recital” signado por abundante ofensiva, la admisión de muy pocos impactos y una esquiva indescifrable permitió al astro de la categoría semicompleta asegurar un bronce que pretende convertir en su quinta corona del orbe.

«Me preparo muy bien para estos torneos, porque solo así puedo mantener el estilo que me caracteriza ante contrarios de calidad», dijo a JIT el también número uno olímpico, quien ya había pasado sobre Kushitashvili en tope bilateral disputado el pasado año en Volgogrado.

«He ganado mis tres combates de manera unánime y estoy contento, motivado para llegar hasta el oro», añadió antes de recordar el apoyo de su mamá, otros familiares y los entrenadores, incluido José Ramón Amador, que ahora no lo acompaña.

Julio enfrentará por plata al kazajo Bekzad Nurdauletov en una jornada de viernes que igualmente inscribió a sus compañeros Lázaro Álvarez y Andy Cruz, y le fue esquiva a Arlen López, Erislandy Savón y Roniel Iglesias, derrotados hoy.

El pluma Lázaro también llegó a cinco preseas de este tipo, pues atesora tres de oro y la plata de Hamburgo 2017, y el ligero welter Andy da pasos sólidos en defensa de la faja alzada en esa urbe alemana.

«Quizás demoré un poco en lograr mi ritmo, pero en el segundo asalto me sentí superior y el cierre me resultó más fácil», sostuvo el primero de ellos después del 4-1 que oficializó su dominio a costa del anfitrión Albert Batygaziev, víctima suya en Volgogrado.

En realidad el veredicto debió ser total, porque no dio margen a las dudas, pero en definitiva concretó el objetivo de volver al cuadrilátero pasado mañana para cruzar golpes con el inglés Peter McGrail, tercero universal y de los Juegos Europeos.

Devenido centro de muchas miradas, Andy se hizo fácil la misión, fue demasiado para el local Ilia Popov y a los oficiales no les quedó otra que asignarle el 5-0.

«Hoy me sentí más suelto», aseveró, y quienes le vieron coordinar el quehacer de su mano adelantada con la rapidez de la derecha y la movilidad de su tronco le dieron la razón.

«Su propósito fue buscarme todo el tiempo, y demostró estar bien preparado, pero hicimos el trabajo que permitió mantenerlo a raya», agregó quien saldrá como favorito ante el indio Manish Kaushik.

En cuanto a los deslices, el mediano Arlen hizo mejor las cosas que el ruso Gleb Bakshi, pero este salió beneficiado con votación de 3-2, y el welter Iglesias cubrió un choque parejo con el también representante de casa Andrei Zancoboy, vencedor 4-1.

Plateado mundial en Milán 2009 y bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el ruso fue constante en el ataque, pero ello no siempre garantiza efectividad.

Por momentos, especialmente en el tercer acto, Iglesias no puso las cosas en orden y por ahí pudo abrirse la brecha.

Savón no tuvo una salida a la altura de su rango y se va sin presea dos años después de besar la gloria. Aun con muchas lagunas técnicas, el búlgaro campeón continental Rodaslav Pantaleev proyectó más ambición y sobre esa base fraguó el 5-0.

Resumen: Cuba aventajó 3-2 a Rusia en una porfía que se sabía exigente, pero el saldo de los cuartos de final quedó por debajo de lo esperado y eso obliga a derrochar eficiencia porque solo la perfección garantizaría tres cetros que deben bastar para permanecer en la cima.

Un dato adicional: ahora son 138 las medallas de la Isla en estas confrontaciones, porque su acumulado previo estaba en 75-34-25.

Please follow and like us:

Publicado Por: JIT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 13 =