La Habana por dentro: La esquina de 41 y 58, en Playa

Comentario

Especiales La Habana 500

La mezcla asfáltica tendida sobre las calles aledañas les da un toque de distinción al lugar. Los constructores baten el concreto y aplican fino a los muros circundantes. La esquina de 41 y 58, en el municipio Playa, toma forma, se reanima, rejuvenece. Y no es para menos. Este 16 de noviembre la capital cubana llegó a sus 499 años desde que fue fundada bajo la sombra de un frondoso árbol como San Cristóbal de La Habana en el lejano 1519.

Los vecinos de la barriada están contentos, comentan entre sí: “¡cuánto tiempo esperando y ya podemos ver los destellos de luz!” El área se muestra distinta, tiene colores diferentes. Aún faltan los retoques finales, algunos detalles para que esta obra sea una realidad.

Históricamente en este sitio hubo un establecimiento denominado por el pueblo como fruticuba, de aquellos para el expendio de jugos, construidos allá por las décadas de los años 60 ó 70. Pero ya estaba algo dañado por el paso del tiempo. Hace algo más de un año fue reparado para la venta de dulces, refrescos, helados y otras golosinas.

No obstante, meses después comenzaron las inquietudes de los vecinos, porque mermó el servicio y la calidad del helado se vio afectada. Ahora se proyecta como centro con nueva imagen, y se pretende brindar un mejor servicio en cuanto a las ofertas y a otras posibilidades ya visibles. Retiraron todos los quioscos que afeaban el espacio. Primero la gente protestó, ahora observan otras perspectivas, no están incrédulos, ven adelantos.

El ajetreo de los constructores es constante. Trabajan hasta que oscurecey hasta los fines de semana en su restauración. Construyeron un parque y le colocaron sus correspondientes bancos de metal, cestos para arrojar desechos, pusieron farolas de diseño antiguo, y los pisos fueron retocados con polvos de diferentes colores. Todo ha quedando como nuevo, casi perfecto.

Hasta se comenta entre los lugareños que el parque será beneficiado con un punto wifi para que los vecinos puedan navegar en Internet y comunicarse con amigos y familiares en Cuba o en el extranjero.

Al contactar con Oscar Lausurique Martínez, director provincial de la Empresa de Recreación y Turismo de La Habana, dijo que en cuanto al área wifi no tiene información confirmada. Comentó, además, que debajo de las torres exteriores del establecimiento, donde serán colocadas mesas, se venderán batidos y jugos, mientras que en el interior los clientes podrán degustar de sabrosos helados.

La condiciones están creadas. Sería beneficioso para los vecinos que las autoridades encargadas tomaran en cuenta la necesidad de garantizar la posibilidad de que puedan entrar en contacto con Internet e interactuar con familiares y amigos, sin tener que ir a lugares muy distantes. La idea de un punto wifi aquí va a resolver una gran emanda del pueblo.

Aunque con un poco de atraso por la falta de algunos materiales, sin lugar a dudas, esta obra es un regalo para los capitalinos, especialmente para los residentes en Playa y en particular para los lugareños del Consejo Popular Alturas de Almendares, en homenaje al aniversario 499 de la fundación de la ciudad.

Recientemente Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba en La Habana, visitó este lugar en reparación, una de las tantas obras que se realizan en La Habana por el aniversario 500 de la capital.

Así están las cosas en la esquina de 41 y 58, en Playa, la que de seguro estará muy reanimada y llena de vida con sus aires de modernidad muy pronto.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ocho − tres =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE