La Habana por dentro: Monte Barreto

Comentario

Especiales Fotos Galerías

He oído demasiadas historias de Monte Barreto, incluso hasta de un tesoro enterrado en sus predios. Era un área boscosa en la zona oeste de La Habana, hoy sitio nada despreciable para la distracción y el placer de quienes lo visiten en el actual municipio Playa.

Este hermoso paraje, antaño muy inhóspito y dado a las leyendas de lugareños, tiene ese nombre gracias al  conde Jacinto Tomás Barreto y Pedroso, un malvado individuo nacido en La Habana el 24 de abril de 1718.

Según el periodista Ciro Bianchi, este personaje de notoriedad en la capital de aquellos tiempos, fue Regidor Alcalde Mayor Provincial perpetuo de la Santa Hermandad por Real título de 18 de marzo de 1744 y Alcalde ordinario de La Habana entre los años 1761 y 1768. Por Real despacho de primero de agosto de 1786, se le concedió el título de Conde de Casa-Barreto.

Estos son antecedentes históricos del  Parque Ecológico Monte Barreto, ubicado en el área comprendida entre las avenidas 9na a 7ma y las calles 70 a 82, en el municipio Playa. Posee diversidad de árboles, palmeras y arbustos con cobertura saludable. Se han hecho trillos marcados por las circulaciones predominantes para los peatones, pues no están diseñados, es un área bastante extensa, cercana a la periferia de la costa norte habanera.

A su paso por el lugar, la periodista Nuria Aguilera Zayas, de la emisora Radio COCO, señala que es un sitio poco visitado por la familia capitalina, quienes se pierden el encanto de lo novedoso, el cual suma a sus atractivos una exuberante vegetación, variedad de ofertas gastronómicas, culturales y recreativas y el trato amable en sus remozadas instalaciones.

Además de estos atractivos, el visitante puede disfrutar en el referido Parque Ecológico Monte Barreto de paseos a caballo, realizar actividad física en la cama elástica, deslizarse de la canal inflable, pasear en vehículos eléctricos, así como degustar de alimentos preferidos en cafeterías y restaurantes, y gozar de las bondades que brindan los proyectos culturales para el verano y de las maravillas de la naturaleza.

A la abundante vegetación existente se suma la siembra de robles, cedros, framboyanes y uva caleta, todas con un buen desarrollo para la primera línea costera, es decir, con adaptación al entorno.

El mencionado lugar actualmente es conocido como el pulmón verde del municipio Playa, donde la familia toda no debe perderse los atractivos que brinda, fundamentalmente en esta época de verano, por cierto bastante caluroso, pero apropiado para disfrutar de la naturaleza.

En Monte Barreto no encontrará los tesoros enterrados por el muy malo conde Jacinto Tomás, pero sí observará y disfrutará de sus bondades y atractivos.

Con un enfoque para el desarrollo de la línea costera de Miramar, se ha trabajado en un diseño detallado para el Centro de Turismo de Salud y Rehabilitación, que se proyecta en el área de Monte Barreto, desde su concepto como un espacio importante de ese residencial reparto de la ciudad.

Ahí hay una densidad poblacional elevada, viviendas generadoras de ingresos mixtos y lugares recreativos, culturales y de ventas al por mayor que forman parte del plan, así como la creación de espacios para promover, desarrollar y exportar el capital tecnológico cubano.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 13 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE