Laureado artista de la plástica destaca la genialidad de Alicia Alonso

Respeté siempre mucho su imagen y tengo la gran satisfacción de haber vivido en su tiempo, declaró a la prensa local el artista de la plástica Nelson Domínguez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2009, por la obra de la vida.

El laureado pintor, escultor y grabador insular protagonizó, en la oriental provincia de Holguín, el primer homenaje realizado —desde su manifestación artística— a la memoria de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso (1920-2019), miembro de honor del Consejo Internacional de la Danza, y eterna directora del Ballet Nacional de Cuba (BNC).

La muestra, titulada Mi amiga Alicia, contiene casi 60 piezas en disímiles técnicas y formatos que pueden apreciarse en el Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín.

Con ese trabajo, Domínguez celebró hace un año en La Habana el aniversario 70 de la fundación del BNC pero tras el lamentable deceso de la eximia ballerina la colección adquiere nuevos significados y sirve de tributo a la artista cubana más universal.

De esa manera, la holguinera Fiesta de la Cultura Iberoamericana se suma a los homenajes dedicados a quien fuera, es y será mito y leyenda de la danza universal, porque, por la magia del arte de las puntas, se ha convertido en un cisne que baile y en un espíritu que flota en el espacio-tiempo.

Varias creaciones intentan reflejar la impactante personalidad de Alicia Alonso dentro del escenario y fuera de ese contexto, donde muchos artistas —como el propio Domínguez— tuvieron la oportunidad de conocer a una mujer altiva y cubana ciento por ciento.

La muestra reúne diferentes manifestaciones: el dibujo, la pintura, el grabado, la escultura, el diseño de mobiliario, entre otras.

El artista evidencia una fascinación por el cisne al que Alicia le presta pie y alas y la expone también en la sensual Carmen y en la imponente Taglioni del Grand pas de quatre, entre otros personajes en los que dejó una huella indeleble en todos los escenarios del orbe.

A la vez, muestra las relaciones de la bailarina, maestra y coreógrafa con disímiles elementos identitarios de su pueblo y hasta presenta un pas de deux de tributo a Alicia Alonso y al Cdte. Fidel Castro Ruz (1926-2016), líder de la Revolución Cubana; en esa obra, el Guerrillero del Tiempo le obsequia a la artista y amiga una mariposa blanca, considerada la flor nacional.

Las obras de Nelson Domínguez pueden encontrarse en colecciones privadas de personalidades como la reina de Holanda, Steven Spielberg, Robert Redford, Liv Ullmann, entre otras no menos relevantes, y en países como Cuba, Japón, México, Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Holanda, India, Malasia, Panamá, Brasil y Colombia.

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + Trece =