Limita Bloqueo recursos y tecnologías para donaciones de sangre

El Bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos a Cuba en casi seis décadas, limita la adquisición de materiales y tecnología para el proceso de extracción de sangre en la provincia de Santiago de Cuba.

Hilda Cabrales, jefa del Programa Cubano de Sangre (PCS), en el territorio, dijo que los materiales que se emplean son de ‘primera vez’, que no se reutilizan y por el recrudecimiento de la ley Helms Burton, se le ha hecho difícil al país adquirir las bolsas en el mercado internacional, debido a que empresas productoras y comercializadoras se rehúsan a venderlas.

Hay que sortear la falta de recursos usables para que las donaciones sean en el momento previsto y que llegue el líquido a los pacientes en los servicios médicos o para usar componentes en la fabricación de medicamentos, afirmó Cabrales.

El bloqueo dificulta la obtención del material gastable, así como adquirir, renovar, y reponer los equipos necesarios para procesar la sangre donada y que son de tecnología muy costosa, cuyo precio aumenta para Cuba porque hay que comprarlo por terceros países.

Mencionó las mesas de flujo laminar, centrífugas refrigeradas, desplasmatizadores, equipos de clima y los conservadores y congeladores que son tan importantes para el Programa y aunque existe una prioridad de su Ministerio la posibilidad real de adquirirlos en el momento exacto, no es posible.

La doctora Hilda dirige además, el Banco Provincial de Sangre Renato Guitart, por lo cual pudo argumentar que las unidades móviles requieren de combustible y el país atraviesa aun una crisis energética que afecta esa actividad que con esfuerzo logran mantener.

Señaló que gracias a la comprensión de la población en la base, no carecen del fluido vital, a la vez que disminuyó la edad promedio de los donantes, que actualmente es de 35 años, entre la amplia gama de voluntarios que van desde los 18 a los 65 años.

Hasta noviembre de 2019, se sobrecumplió la entrega de plasma a la industria farmacéutica reconociéndose, el papel desempeñado por el recién creado Destacamento de donantes de Plasmaféresis Juan Almeida Bosque, único del país con extensión al resto de los municipios.

Marelis Rodríguez, es maestra y donante especial del destacamento de Plasmaféresis, explicó que a sus 48 años de edad realiza ese acto 24 veces al año y lo comenzó por el ejemplo de sus seis hermanos mayores y como una forma de desafiar el cruel bloqueo de los Estados Unidos a la Isla.

Ese PCS en Santiago de Cuba cuenta con tres bancos de sangre, de esos dos municipales, los que contribuyen a aumentar la calidad de vida de los pacientes y permiten la realización de complejos procedimientos quirúrgicos.

Please follow and like us:

Publicado Por: ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =