Más de lo mismo con la pelota cubana

El béisbol ha envejecido en Cuba, se observa poca renovación y cuando están en el equipo no les dan confianza; peloteros veteranos que no rinden. Si no le damos oportunidad a los prospectos no habrá desarrollo. Estamos plagados de malos hábitos, los bateadores no hacen ajustes, todo estático.

Si hacemos una valoración sobre el tercer juego de Cuba en el Premier 12, no hay mucho que aportar en cuanto a efectividad frente a Corea, partido perdido 7-0.

Le confían la pilota a Yosimar Cousín, a quien le aplican la grúa en la temprana segunda entrada al dar pelotazo y base por bola. Lo sustituye Yariel Rodríguez y comete wild pitch y boleto de libre tránsito para llenar las bases

Situación complicada. Ha Seong Kim en conteo de 3-2 le suelta un cañonazo al izquierdo y entran las primeras anotaciones para los coreanos.
Ya a la altura del tercer inning las cosas le van mal a los cubanos que pierden la primera oportunidad de anotar. En el cuarto Ayala conecta su primer jit del torneo y Cuba vuelve a dejar dos hombres en circulación. No aparece el bambinazo oportuno.

En el 5to Corea se se revela y viene en rescate de Yariel Rodríguez Yoennis Yera y Jaehwan Kim lo saluda irrespetuosamente con imparable al derecho y así entra la cuarta anotación de los asiáticos. Llega entonces Freddy Asiel Álvarez con el objetivo de parar el empuje los contrarios. En esta entrada Arruebarruena conecta su primer cohete en el Premier 12. Gracial vuelve a fallar.

Corea se aleja en marcador. A la altura del 6to tiene 7 carreras, juego decidido. El único capaz de sacar la cara por los antillanos ha sido Yordanis Samón, se anota su quinto imparable del torneo, pero Frederich Cepeda se poncha y es el sexto que se toma. Falla Ayala. De aquí al noveno sabemos lo que pasó.

El director se aferró a los regulares y solamente sacó del Banco a Saavedra, se fue en blanco y Pavel Quesada que disparó jit. Pero hasta ahí las cosas.
Arruebarruena se fue del campeonato con una pobre actuación: de 13-1. Cepeda, además de tomarse 6 ponches, no conectó imparables y Gracial peor no pudo estar.

La alineación central no rindió lo que se esperaba de ellos. Cuba durante el Premier 12 no conectó extravases y pocos jit, solo anotó tres carreras en el triunfo frente a Australia

Miguel Borroto no le dio oportunidad a los peloteros del banco, ni siquiera para que trataran de demostrar su valía. ¿Qué espera el Inder para tomar medidas y transformar la pelota cubana?

Es la primera vez que posiblemente Cuba no esté en unas Olimpiadas. Se dice rápido, pero ello casi que constituye un bochorno para la Mayor de las Antillas y un mayúsculo defraude para nuestra afición. No queda otra que no sea cambiar, pero para mejorar nuestro béisbol. Ya he leído: para ganarle a Cuba no hace falta mucho. Esa imagen tenemos que desterrarla de raíz y para siempre

Al terreno hay que salir a jugar alegre, competivo, agresivo. Y el director saber tomar las decisiones cuando sea necesario. De estrategia ni hablar. Confiemos en que esto cambie y la pelota cubana gane en salud. Como siempre digo: el terreno dirá la última palabra.

Please follow and like us:

Publicado Por: Adrián González

Graduado de la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana, director de programas de radio, editor y periodista de la redacción digital de la emisora Radio Progreso, la Onda de la Alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce − 2 =