Ministra de Finanzas: Se tomarán medidas con aquellos que insisten en formar precios especulativos

La efectividad del control de los precios de determinados bienes y servicios a la población, una de las acciones del gobierno cubano para hacer válido el  aumento salarial en el sector presupuestado, fue uno de los temas expuestos  en la Mesa Redonda por Meisi Bolaños, ministra de Finanzas y Precios (MFP).

El salario, un tema presente en cada debate económico-social en Cuba.

Esta medida, recordó este jueves, llegó en el momento oportuno y demandó un esfuerzo grande de todas las autoridades. Al ponerse en práctica en la segunda etapa del año, fue necesario reorientar todos los presupuestos, en tanto se veló porque no hubiese una inflación, manteniendo cierto nivel de oferta para que la población adquiera bienes sin incremento de precios.

Respaldar esta decisión requirió 4 mil 3 millones de pesos por encima de los gastos planificados. En total fueron beneficiados un millón 400 mil trabajadores y sus familias.

Aumentar la oferta por un lado y, por otro, controlar los precios no fue tarea sencilla, teniendo en cuenta el complejo escenario en el cual se desarrolló la economía, debido al recrudecimiento del bloqueo y las medidas del Gobierno de Estados Unidos.

Si bien es cierto que administrativamente no se pueden controlar los precios, reconoció la ministra, se planteaba imprescindible establecer un tope para evitar precios abusivos. Sin embargo, esta protección “no la hemos logrado alcanzar en todos los territorios, muchas veces encontramos precios especulativos que sobrepasan la utilidad media”.

De acuerdo con la titular, es preciso un mayor control y sensibilidad de los cubanos, “porque esos incrementos impactan a todos”.

En esta tarea de chequear y controlar los precios tuvo un papel importante la propia población. Más de 730 denuncias de manera directa, sin contar las que llegaron de cada territorio, ejemplificó.

Estudios realizados en los municipios por la Oficina Nacional de Estadística e Información, indican que los precios se habían controlado al cierre de noviembre. Aunque la actividad de transporte no muestra igual situación, en muchos municipios no se logró el efecto deseado.  “Hay que tener más respuesta de las autoridades, que deben y tienen que proteger a los consumidores”.

La ministra aseguró que se tomarán medidas con aquellos que insisten en formar precios especulativos. “Hay que establecer esquemas de control que den mayor garantía a la regulación de los precios. A la par, la población debe conocer cómo se forman y se determina los precios”.

Disciplina contable: Por un registro económico transparente

El papel de la contabilidad, las cadenas de impagos y el descontrol en la gestión económica fue otro asunto abordado por la ministra en la Mesa Redonda. Comenzó explicando que la contabilidad debemos verla como un instrumento de trabajo y no como una traba. Se trata de una ciencia que registra los hechos económicos que se suceden en cada entidad.

Pese a que persisten insuficiencias, la titular destacó que “esta actividad ha ido ganando terreno, estamos en mejores condiciones para evitar que surjan indisciplinas”. Desde hace 10 años se aplica la contabilidad gubernamental, anteriormente se hacía por estimaciones, lo cual provocaba que los gastos no se dieran oportunamente.

Resulta vital centrarse en la disciplina contable, en el registro del hecho económico, “de manera que nos permita hacer valoraciones objetivas y tener transparencia en el gasto y que este gasto objetivo”.

Igualmente perjudicial es tener partidas no ejecutadas, lo cual se traduce en dejar de hacer cosas.

También está el problema de las cuentas por cobrar y por pagar vencidas, “resultado del descontrol, de la falta de gestión económica, del irrespeto en materia de contratación, así como a las normas de compraventa, entre ellas la de conciliación de la factura y el registro. Si ese paso no se hace en el momento oportuno y se engaveta, luego no hay un reconocimiento del cobro ni del pago”.

Bolaños precisó que se debe generar contratos económicos que establezcan los precios, los términos de pago, más cuando en determinados casos tales descontroles generan hechos delictivos.

Tenemos que mantener mayor exigencia, de manera sistemática, pues no se resuelve con uno o dos controles al año.

Sin dudas fortalecer la contabilidad pasa por tener una plantilla completa y estable. Bolaños reconoció que hubo “un flujo importante de contadores que abandonaron el sector estatal por el tema de los salarios, situación que en el sector presupuestado va cambiando y lentamente han mejorado las plantillas”.

No obstante, “con el personal existente debemos buscar las alianzas estratégicas y poner ciencia en lo que hacemos. Cada territorio tiene como fortalezas las universidades donde se estudia la carrera de Contabilidad y Finanzas”. En Pinar del Río, por ejemplo,hay experiencias de ese trabajo mancomunado entre estudiantes y profesores.

El impacto de la dualidad monetaria y cambiaria en el Presupuesto

Indiscutiblemente el Presupuesto del Estado siente el impacto de la dualidad monetaria y cambiaria en Cuba. Pese a esa duplicidad de monedas, los presupuestos se expresan solamente en pesos cubanos y en una sola tasa de cambio, explicó la titular del MFP.

Debido a tales distorsiones el país ha decidido trabajar aceleradamente en el ordenamiento monetario y fiscal, que permita una valoración objetiva en la formación de los precios y de los costos reales de los productos que se reflejan en el consumo social.

La solución a este tema está en fase final de estudio, tal y como lo ha informado el Gobierno cubano. Se trata de “un problema complejo porque no solo apunta a resolver la unificación monetaria y cambiaria, sino porque resolverá otros temas que necesitan un ordenamiento, como el salario y el sistema fiscal.

“Debemos estar seguros que será un proceso ordenado y que se dará la información oportunamente a la población”, dijo.

¿Cómo se conforman los presupuestos locales?

Los presupuestos locales quedan aprobados en la Asamblea Municipal, aun cuando exista un Presupuesto Central. Esto se determinó luego de la nueva estructura gubernamental, asumida tras la aprobación de la presente Constitución.

“Ese presupuesto municipal por sí mismo no surte efecto, es por ello que hay que desagregarlo de manera sectorial, y cada entidad debe hacerlo por gastos y costos, tanto en el sector presupuestado como en el empresarial”.

Tal desagregación, abundó la ministra, tiene que llegar a cada empresa, entidad e institución. Porque lo importante es que cada trabajador conozca la cantidad disponible para gastar y su destino.

Un tema aclarado por Bolaños fue que el impuesto por el uso de la fuerza de trabajo debe aportarlo las empresas, no importa si es municipal, provincial o nacional. Lo mismo sucede con el tributo por las utilidades.

El impuesto sobre las ventas es una de las principales fuentes de ingresos de los territorios. De ahí que las entidades deben cumplir con el plan de circulación mercantil minorista, a la par de aumentar las ofertas, buscar una mejor gestión económica, incentivar la industria local y los encadenamientos productivos.

Otra fuente que apoya el desarrollo del municipio es la contribución territorial del 1%, la cual por sí misma no resuelve las demandas y necesidades locales, que recae en el Presupuesto Central y del municipio.

Los gobiernos locales tienen la responsabilidad de definir bien claro los destinos de ese apoyo que ofrecen las empresas. Tales dineros, puntualizó la ministra, deben emplearse en la inversión local y en el desarrollo sostenible a favor del bienestar de la localidad.

“No todos los municipios tienen las mismas características, es por ello que este aporte de la contribución territorial debe adaptarse a las estrategias de desarrollo de cada uno de ellos, con un control popular. Hay que rendir cuenta en las asambleas con los electores, y esto aún es insuficiente”, concluyó.

Please follow and like us:

Publicado Por: Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + cuatro =