Nuevo duelo Macron-Le Pen en elecciones europeas en Francia

Comentario

Noticias

Las venideras elecciones para el Parlamento Europeo en Francia se vislumbran como un nuevo duelo entre el presidente Emmanuel Macron y la líder ultraderechista Marine Le Pen, a la luz de los sondeos y de la opinión de numerosos analistas.

Todo parece indicar que las votaciones previstas el domingo serán bastante semejantes a las presidenciales de 2017, en las cuales el jefe del movimiento La República en Marcha (LREM) y la presidenta del partido Reagrupación Nacional (RN) se batieron por conseguir la jefatura de Estado, con victoria para el primero.

Las encuestas realizadas en los últimos meses auguran que esas dos formaciones dominarán ampliamente los sufragios del domingo, muy por delante del resto de los participantes en la liza.

Tal como señalan analistas, las votaciones revisten vital importancia pues serán las primeras en los últimos dos años y permitirán medir el pulso político de la población tras 24 meses de gestión de Macron.

En este sentido, muchos se preguntan si el electorado volverá a apoyar al mandatario, o si habrá un voto de castigo que favorezca a Le Pen.

Esto último no es descabellado teniendo en cuenta que desde el inicio de su mandato, las huelgas y manifestaciones se han sucedido una tras otra, desde la movilización contra la reforma laboral a finales de 2017 hasta el movimiento de los chalecos amarillos, que se mantiene activo.

Hace algunas semanas los sondeos pronosticaban la victoria de LREM en los comicios europeos, pero los más recientes estudios reflejan un rezago de esta formación, y colocan al RN como favorito.

Mientras en algunas consultas la diferencia es mínima, de apenas 0,5 puntos, en otras la brecha aumenta a dos o tres por ciento.

En consecuencia, por ahora prima la incertidumbre en cuanto a los resultados del nuevo duelo Macron-Le Pen, tema que centra la atención en esta nación de cara a los comicios.

Por otro lado, los augurios para el resto de los partidos son mucho más claros y muestran, en primer lugar, el declive de las formaciones tradicionales de Francia.

En el caso del partido conservador Los Republicanos, aparece relegado a un tercer puesto, bien alejado de los punteros, con de 13 a 15 por ciento de la intención de voto.

Para el Partido Socialista el panorama es mucho más gris y se confirma la profunda crisis interna: los sondeos los ubican por debajo del cinco por ciento, el umbral necesario para obtener escaños, por lo cual podrían quedar por primera vez fuera de la eurocámara.

De acuerdo con los sondeos, los que sí lograrían ingresar al legislativo regional, pese a tener resultados discretos, son el movimiento izquierdistas Francia Insumisa y los ecologistas de EELV, ambos con pronósticos de siete a nueve por ciento.

Aunque los partidos y movimientos mencionados acaparan la mayor parte de la intención de voto, la participación es mucho más amplia con 34 listas de candidatos aprobadas por la Comisión Electoral, un número récord.

Cada lista consta de 79 nombres, la cantidad de asientos que tendrá la nación gala en el Parlamento.

Sin embargo, el domingo el protagonismo lo tendrá la nueva pugna Macron-Le Pen, en la cual muchos esperan encontrar las pistas de lo que podría suceder en un eventual tercer duelo, en las presidenciales de 2022.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + dieciocho =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE