Podcast: desde cero

Comentario

Noticias

Crear un podcast desde cero es una tarea que a menudo se sale de nuestra idea de lo que es un blogger clásico. Por eso mismo, es una gran oportunidad para desmarcarte del resto y crear un vínculo mucho más estrecho con tu audiencia.

El fenómeno del podcasting no es nuevo, lleva mucho tiempo coleando. Pero sigue siendo una gran oportunidad para reforzar el trabajo de un blog o una página web.

Manos a la obra. Cómo hacer un podcast.

Ok, ya sabemos que un podcast nos puede ayudar a conectar mejor con la gente y además contribuir a no quemarnos escribiendo artículos a cascoporro. Vamos sin más dilación a cómo hacer un podcast.

Para ello voy a separar técnica y contenido. ¿Por qué? Pues porque hay gente con conocimientos técnicos pero insegura a la hora de lanzarse a esa exposición que supone un podcast. Y al revés, hay gente muy entusiasta o experta de ciertos temas, con miedo a que los entresijos técnicos de un podcast se le queden grandes.

Sea cual sea tu caso, verás que todo es más sencillo de lo que parece. Y más divertido, también. Hacer un podcast puede parecer una locura y por eso mismo, es una pequeña aventura muy divertida.

El contenido de tu podcast

¿Sobre qué hablo?

En la mayoría de casos, antes de lanzarte a hacer un podcast habrás definido ya tu temática, por ejemplo en un blog. Si no, pues es fácil, habla sobre lo que te apasiona, tu trabajo o tu hobby (que quizá quieras convertir en trabajo). Si en un blog ya se nota cuando algo te gusta o no, figúrate lo que canta si estás hablando de algo que te aburre a ti mismo.

La preparación

Por muy espontáneo que quieras ser, no te puedes poner a grabar un podcast a lo loco. Has de pensar lo que vas a decir, ordenar tus ideas y hacerte un esquema con la estructura del programa. A esto lo podemos llamar “escaleta” como en la radio, pero tampoco hace falta que sea formal ni que midamos los contenidos al milímetro. Algunas cosas que sí puedes decidir son:

La periodicidad y duración: Serán la que tú decidas, pero no olvides su relación. Si actualizas mucho, quizá no quieras hacer podcasts demasiado largos. Siempre vale más dejar con ganas. Ten en cuenta que la gente que se descarga un podcast ya tiene la expectativa de que el programa le dure para un rato. Un estándar se sitúa en torno a la hora. A mí personalmente, a no ser que me entretenga mucho, un podcast de una hora -de sólo voz- me parece excesivo y recomiendo algo en torno a la media hora. Luego si yo quiero ya consumiré dos capítulos. Pero es un gusto personal, ¿qué crees que le va mejor a tu audiencia?

La estructura: Generalmente un podcast tiene una entradilla, después entra tu voz con una presentación y luego va el desarrollo. En el trascurso de ese desarrollo puede haber elementos como música o efectos que separen bloques temáticos. Y por supuesto una despedida. Define estos elementos y tenlos bien presentes, para saber qué te toca hacer a la hora de grabar y qué dejas para la postproducción.

Los puntos claves: Tendrás que definir los temas de los que hablarás en cada capítulo para no dispersarte, cosa muy fácil cuando hablamos. Hazte un esquema para que no se te olvide ninguna de las ideas que quieres apuntar y que el oyente te pueda seguir con facilidad. Si al principio estás muy inseguro, redacta las frases pero trata de no leerlas como un loro, ponle énfasis.

Acepta tus errores: Esto es fundamental. Harás tu primer podcast e incluso tras descartar pruebas es probable que te de cierta vergüenza. Podrías mejorar la dicción, la entonación, la exposición del tema, eliminar titubeos… eso siempre pasa. No trates de hacerlo perfecto, porque puedes gastar demasiado tiempo que tampoco vas a rentabilizar. Tus oyentes no esperan que seas un profesional, si has hablado de lo que has prometido, has aportado algo y te has “mojado” a la hora de abordar del asunto, eso es lo que cuenta.

4. ¿Dónde subir un Podcast?

Una vez tenemos nuestro primer podcast a nuestro gusto, es decir, presentable, tenemos que alojarlo en sitios en los que la gente pueda suscribirse y escucharlo. El más universal es iTunes, pero iTunes en realidad no aloja, sólo propaga. Así que prepárate para un poco de burocracia…

Ivoox: Almacenamiento gratuito

Ivoox es la plataforma líder en podcasting en castellano. Es una buena elección por esto y porque en otros servicios, como Soundcloud, la versión gratuita no nos dará para alojar mucho audio. Si nuestro podcast lo peta, ya analizaremos alternativas, pero para empezar, es lo mejor. Aquí tendremos que crear un usuario y después crear un canal (con el nombre de nuestro blog, por ejemplo).

Luego, cuando subamos un audio, lo haremos a ese canal para que estén así bien ordenados y nuestros oyentes puedan consultarlos. Es importante que los subamos con su imagen de calidad, con una buena descripción, tags, etc.

Itunes: la cuna del podcasting

Mediante Ivoox por web o app nuestros oyentes podrán escucharnos y suscribirse. Pero la mayoría de la gente consume podcasts a través de iTunes. ¿Debemos volver a subirlos? No. Hemos de realizar un procedimiento algo rebuscado pero sólo una vez, cuando publiquemos nuestro primer podcast.

iTunes necesita un enlace a un archivo XML con tecnología RSS, que le informe cada vez que tu publicas un nuevo podcast, para que ellos se hagan eco. Para hacerlo necesitas tener una Apple ID e iTunes instalado. Así que si no eres usuario de Mac, el proceso es un poco más engorroso.

  1. Con iTunes abierto debemos ir a Tienda y dentro de ahí entrar a Podcasts. Por defecto estaremos en “Música” así que pinchamos en ese epígrafe de la barra lateral derecha, que aparecerá debajo de los banners.
  2. Una vez estamos en esa sección, nos aparecerá en esa misma zona el enlace “Enviar un podcast”. Pinchamos, es muy posible que nos vuelva a pedir la Apple ID de nuevo y nos llevará a una ventana que nos pide rellenar un “Canal RSS”.
  3. Volvemos a Ivoox en nuestro caso, entramos en “Mi Contenido” y en “Mis Podcasts” pinchamos en el lapicero que significa Editar nuestro Podcast. En la pantalla que nos abre nos aparecerá el campo “Feed RSS” y a continuación una URL parecida a esta http://www.ivoox.com/tupodcast_fg_f15335181_filtro_1.xml Copiamos.
  4. Pegamos ese enlace en la web de Apple y pulsamos “Validar”. Entonces se nos generará una vista previa con los datos del Podcast. Una vez le demos Enviar, el Podcast quedará a la espera de revisión y en uno o dos días será ya público. ¡Por la gloria de Steve Jobs! ¡Lo hemos conseguido!

Tranquilo, la parte de iTunes sólo habrá que hacerla una vez. Tómate un merecido descanso, sabiendo que a partir de ahora cada vez que subas algo a Ivoox, aparecerá automáticamente en la plataforma de Apple disponible para que todos lo escuchen.

Spotify: podcasts para las masas

Actualización: Desde 2019 ya podemos subir nuestro podcast a Spotify. Y es una oportunidad que lógicamente no vamos a desperdiciar. He aquí los pasos para que tus programas suenen también en la plataforma líder de streaming musical. Sólo necesitas tener una cuenta de Spotify (vale una gratuita) y el mismo enlace al XML del que hemos hablado antes:

  1. Ve a la web de Spotify for Podcasters y pincha en Get Started.
  2. Pincha en “Submit Your Podcast” y Get Started de nuevo.
  3. Pega el enlace en la casilla de formulario que aparece.
  4. Si todo va bien te aparecerá un mensaje de éxito en verde y en cuestión de horas lo podrás ver ya en Spotify. Si te ofrece algún error en rojo de que falta algún dato, deberás ir a la fuente original (Ivoox, en mi caso) y editar los datos del podcast, porque seguramente te habrás dejado algo por introducir, como por ejemplo el e-mail. Vuelve a intentarlo. Voilá!
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE