Presentan en la Ciudad Maravilla El Ballet Nacional de Cuba en tres tiempos

Comentario

Culturales

El Ballet Nacional de Cuba en tres tiempos, de la escritora y artista del lente Yailín Alfaro Guillén, es el título del libro publicado por la editorial Ocean Sur, y presentado en el Espacio Cultural Prado, sito en La Habana Vieja.

Ante todo, habría que destacar el valor testimonial de la obra para los investigadores de un arte tan efímero como la danza, ya que solo la imagen permite que esta pueda vencer la prueba del implacable dios Cronos.

Por otra parte, ni el cine, ni el video, pueden captar el instante fugaz de la expresión y muchos ignoran los sacrificios y dolores de los bailarines, la difícil preparación en la barra, los ensayos y las clases, para salir a escena; situaciones captadas por el lente mágico de la fotógrafa.

Dicho volumen ofrece una mirada diferente al mundo del ballet y percibe las instantáneas como pruebas de pasión.

Mientras tanto, el Ballet Nacional de Cuba (BNC) cumplió el pasado año siete décadas de fundado, mientras el Gobierno Revolucionario —en fecha reciente— lo declaró Patrimonio Cultural de la Nación.

Las fotos del libro permiten apreciar no solo la elegancia y energía asociadas al prestigio y carisma de la institución, sino —además— el trabajo riguroso, el respeto profesional y la dedicación en cuerpo, mente y alma de los bailarines al arte de las puntas.

Todos esos empeños y voluntades quedan disfrazados en los escenarios por sonrisas o rostros de absoluta serenidad, porque los buenos danzantes se encargan de que el público crea en la facilidad del movimiento

La autora logró captar —a través del obturador de la cámara— cuánto de humano y de genuino talento encierra ese universo efímero y complejo del ballet, condicionado por exigencias técnicas e interpretativas muy precisas.

Joven intelectual, diseñadora de profesión y cronista por vocación, Yailín Alfaro eligió hace años escudriñar en el dinámico proceso de la gestación artística, y para ello eligió asomarse a los camerinos y a los entretelones de los escenarios, por ser espacios íntimos de los artistas en los cuales se preparan para salir a escena.

El público en el teatro aprecia un después, esta artista del lente nos invita a ser testigos del antes, a asomarnos a la metamorfosis, al camino de gestación de la maravilla que seduce, acaricia la mente y el alma del auditorio, y trasciende fronteras geográficas, lingüísticas y muchas otras.

Yailín Alfaro dirige la mirada hacia la intensidad de la profesión, los instantes de introspección de los bailarines, los detalles que forjan realmente los coros y la personalidad básica de los integrantes del BNC.

Con este libro, la editorial Ocean Sur ofrece una oportunidad única para valorar, conocer y honrar, no solo a forjadores históricos del ballet en la mayor isla de las Antillas, sino también a las jóvenes generaciones de bailarines que hoy aceptan como un deber la preservación de un legado, con marcas indelebles en todo el orbe.

Ballet Nacional de Cuba en tres tiempos, lejos de extinguir el misterio detrás de las cortinas, lo enriquece con algunas chispas para las leyendas del mañana.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − siete =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE