Recobra su esplendor Jardín Japonés de La Habana

El Jardín Japonés de La Habana  recuperó esta semana su esplendor para el disfrute de la población del país, tras su reinauguración con la presencia de Miguel Díaz Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y de otros dirigentes.

Después de un largo y complejo proceso inversionista, la reapertura de la instalación en el Jardín Botánico Nacional (JBN) formó parte del plan de acción de obras socioeconómicas con motivo del aniversario 500 de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana, el próximo 16 de noviembre.    

Al finalizar la ceremonia, Díaz-Canel liberó en la laguna las emblemáticas carpas koi (peces ornamentales) y dejó restituidos dos árboles, informó también Alejandro Palmarola Bejerano, presidente de la Sociedad Cubana de Botánica.

Díaz-Canel  estuvo igualmente en el Centro Científico Docente, que cuenta con los más modernos equipos  para el desarrollo de la botánica en Cuba.

Palmarola Bejerano añadió que su herbario contiene la segunda colección más importante de flora cubana y su sistema de almacenamiento en estanterías compactas, lo hace posicionarse entre los mejores en América Latina.

Recordó que el proyecto floricultor había sido una donación de la Asociación Conmemorativa para la Exposición Mundial del Japón, como símbolo de amistad entre ambos países, en ocasión del aniversario 30 del triunfo de la Revolución en 1989 e inaugurado el 26 de octubre de ese año por el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Señaló que su costo inicial sobrepasó el millón de pesos y que su actual reconstrucción, financiada íntegramente por el gobierno cubano, tuvo un monto de cuatro millones de pesos.

El 27 de diciembre de 2010, el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, visitó el JBN y alentó a sus trabajadores a que volviera a brillar como lo soñó Fidel, y su posterior apoyo permitió un significativo avance en su restauración, explicó Palmarola Bejerano, Máster en ciencia.

Con su renovación, concluyó la primera etapa de ese proyecto, que contempló el cambio del sistema de impermeabilización del lago, la renovación del hidráulico, la reconstrucción de los puentes y caminos, y el replanteamiento de la jardinería, todo sobre el diseño original del único jardín de ese tipo en la nación.

En el encuentro de reinauguración se distinguió el aporte a su terminación de los contingentes Julio Antonio Mella y Raúl Roa, el Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura y la Empresa de Producciones Metálicas de La Habana.

Carlos Manuel Pérez Cuevas, Máster en ciencia y Director General del Jardín Botánico Nacional, felicitó a los trabajadores del centro por sus avances y fomentó la proposición de ideas, con destino al Plan de Estado para el Fortalecimiento de la Red Nacional de Jardines Botánicos del país.

El Jardín Japonés cubano tiene ante todo un carácter ornamental, cuenta con cinco hectáreas, posee un lago artificial de 300 metros de largo y 1,2 hectáreas de espejo de agua, coronado por una cascada.

Todos los puntos se conectan gracias a un camino de gravilla de 750 metros de largo y, además de exponer plantas propias de Japón, incluye otras que por sus cualidades de forma o floración satisfacen las exigencias del diseño.

Please follow and like us:

Publicado Por: ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − catorce =