Revolución sandinista cumple años en el fragor del combate

Comentario

Especiales

En medio de una brutal arremetida de la derecha local y regional, organizada y financiada por intereses estadounidenses y la complicidad de medios de comunicación al servicio de la mentira, el pueblo de Nicaragua arriba este jueves al aniversario 39 del triunfo de la Revolución Sandinista.

Poco tiempo tuvo la llamada Revolución de los poetas para celebrar su victoria, porque casi de inmediato Estados Unidos preparó una oposición armada que sumió a la nación en una guerra civil que cercenó la economía, provocó el caos y propició la pérdida de las elecciones de 1990 al Frente Sandinista de Liberación Nacional.

La incapacidad de los gobiernos neoliberales para resolver los graves problemas de la población, permitió al Frente ganar los comicios de noviembre de 2006, con Daniel Ortega una vez más como presidente.

Dura fue la herencia recibida entonces por los sandinistas, con el 80 por ciento de los casi seis millones de habitantes por debajo del umbral de la pobreza, la mitad de la mano de obra activa en el desempleo o sobreviviendo en la economía subterránea, sistemas de salud y educación desmantelados y una exorbitante deuda pública que rebasaba con creces el débil Producto Interno Bruto.

En una década los resultados de la gestión sandinista fueron asombrosos, la economía se estabilizó y logró colocarse entre las de mayor crecimiento del continente, apoyada sobre todo por un fortalecido sector agropecuario y el turismo.

Los programas de ayuda social implantados por el gobierno permitieron generar decenas de miles de empresas familiares, la salud pública se extendió por el territorio nacional, se mejoró la infraestructura y para finales de 2017 Nicaragua era el país centroamericano más seguro.

La política exterior estuvo encaminada a consolidar los mecanismos de integración regional, como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, y esas fueron las principales razones para atraer la ira de Washington, que comenzó a sentirse el año pasado con la aprobación de la llamada Acta Nicaragua, destinada a obstaculizar los programas de financiamiento internacional hacia la Patria de Sandino.

Lo ocurrido a partir de abril de 2018 hasta nuestros días es una versión del mismo libreto utilizado contra Venezuela, los llamados “golpes suaves” ejecutados con la violencia callejera, la promoción del descontento social y la tergiversación de la realidad por medio de la gran prensa de derecha.

Son 39 años de Revolución en una lucha que no cesa, contra un enemigo poderoso, más no invencible, siempre y cuando la unidad y el interés de la nación estén por encima de cualquier otra cosa.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE