Se mantienen cuatro invictos

Este domingo, los equipos de Camagüey, Santiago de Cuba y Pinar del Río pintaron de blanco a sus rivales y Cienfuegos solo permitió una anotación, para mantener sus respectivos invictos en el inicio de la Serie Nacional de Béisbol en su edición 59.

El inicialista y tercer bate Leonel Segura sacó la pelota del parque y remolcó cuatro carreras para que los Toros de Camagüey vencieran 5-1 a los Huracanes de Mayabeque y mantuviera su invicto en esta joven serie.

El bambinazo de Segura fue un saludo irrespetuoso al relevista Geyler Gracial en el séptimo episodio con dos compañeros en bases que sirvió para sentenciar el partido.

Yosimar Cousin lanzó durante cinco entradas permitiendo apenas tres imparables pero la victoria fue a los records del relevista Carlos Espinosa, inmaculado en cuatro capítulos con solo un hit permitido.

Un batazo de vuelta completa de William Saavedra, fue todo lo que necesitó el cuerpo de lanzadores de los Vegueros de Pinar del Río para vencer 1-0 a los Alazanes granmenses.

Yaifredo Domínguez se lució en el montículo durante siete entradas espaciando cuatro incogibles mientras ponchaba a tres rivales, y el trio de Jenier Álvarez, Dariel Fernández e Isbel Hernández se encargó de preservarle la lechada.

Además de Saavedra, Pedro Luis Rodríguez fue el otro bateador en todo el choque que pudo conseguir un par de cañonazos.

El revés fue para César García, quien trabajó siete innings permitiendo la anotación que definió el partido.

El veterano Danny Betancourt lanzó también una joyita monticular durante dos tercios de partido y llevó a sus Avispas de Santiago de Cuba a su segunda victoria consecutiva a costa de los Indios guantanameros con pizarra final de 5×0.

Un jonronazo de tres carreras del inicialista Luis Guzmán al cierre del séptimo inning clavó el puntillazo, mientras que la triada de Yoandry Montero, Carlos Font, y Yunior Tur, lanzaba una entrada cada uno para mantenerle las puertas cerradas del home a Betancourt, quien solo permitió tres imparables durante su labor en el box.

El cuarto hombre en la tanda Rudens Sánchez bateó de 4-3 y Edilse Silva siguió caliente disparando dos cohetes en tres turnos.

Por los derrotados, otro de los que regresa, Yoilan Cercé ligó tres sencillos en cuatro turnos oficiales a la caja de bateo.

Los santiagueros no le han dado chance alguno al elenco de Guantánamo. Foto: Jorge Luis Guibert García/Sierra Maestra.

Los Elefantes de Cienfuegos sacaron fuera de combate a los Cazadores de Artemisa 13-0, en un choque donde el veterano lanzador Yuliesky González fue apaleado en la primera entrada al permitir ocho carreras, siete de ellas limpias.

Seis imparables permitió el zurdo antes de irse a las duchas, incluidos cuadrangular de Pavel Quesada (por segundo día consecutivo), triple de Félix Rodríguez, y doble de Raúl Ibañez.

Yasmany Insua salió victorioso permitiendo solo tres hits en seis episodios y Luis Vicente Mateo también se anotó un vuelacercas.

En el “Julio Antonio Mella”, los Leñadores tuneros colgados del brazo de Carlos Juan Viera les devolvieron el golpe a los Azucareros de Eduardo Paret rindiéndolos 5-0 en el terreno.

Viera, novato del año de la serie 51, es otro de los que regresa al país después de una fugaz intervención en la Liga Profesional de Venezuela y lo hizo por la puerta grande.

En la primera apertura de su carrera (después de 143 juegos lanzados) no lo pudo hacer mejor al ponchar a 11 rivales en seis capítulos y permitir apenas tres sencillos, dos de ellos del designado Juan Carlos López.

Dailer Peña conectó tres imparables en cuatro turnos al bate, mientras Héctor Castillo y Yordanis Alarcón —este último en funciones de cuarto bate— ligaron un par de ellos cada uno en tres oportunidades.

Alberto Pablo Civil se anotó el salvamento después de lanzar un tercio de partido sin permitir que nadie le llegara a primera base.

El jovencito de 21 años, Jonathan Carbó, uno de los caballos de batalla en la serie sub 23 por la Isla de la Juventud, lanzó el juego de su vida y llevó a los Piratas a su primera victoria de la serie ante los Cocodrilos matanceros 2-0.

Apenas un incogible a la altura del tercer episodio permitió el muchacho en sus nueve entradas trabajadas, mientras liquidaba a diez contrarios por la vía del ponche y regalaba un solo pasaporte gratis.

Jhony Hardy (otro sub 23), remolcó en el tercer capítulo la carrera que necesitó el lanzador abridor para anotarse el éxito. La derrota fue a la cuenta del ex-industrialista David Mena, quien lanzó seis entradas y permitió las dos anotaciones de sus rivales.

En el Latinoamericano, el duelo de felinos se convirtió en una fiesta de los maderos donde los Leones capitalinos lograron su primer triunfo de la temporada al rendir a los Tigres avileños 13-10, en un choque donde se conectaron 31 indiscutibles entre ambos conjuntos.

Tres veces vinieron de abajo los anfitriones para en definitiva llevarse al final la victoria. Yosvany Peñalver se llevó las cercas con dos compañeros en bases para empatar el partido en el sexto capítulo y Oscar Valdés (5-3, 2b, 3b) se vistió de héroe con un cañonazo remolcador de dos carreras en el octavo que sirvió para marcar la ventaja definitiva.

Vladimir Baños hizo su debut oficial con los Industriales pero no pudo completar el tercio de partido al perder el control en sus envíos regalando cinco boletos. Después de un desfile de cuatro lanzadores, Rey Vicente Anglada encontró un tesoro en Andy Rodríguez, quien pudo parar el ímpetu de los visitantes, ponchando a seis en 2.1 entradas trabajadas para llevarse la victoria a sus récords.

Yoandry Urguellés, también conectó tres cohetes por los azules (dos dobles), mientras que por la tropa de Roger Machado, Osvaldo Vázquez (4-3, 2CI), fue el que más movió el madero.

Leomil González, uno de los siete lanzadores que pasaron por el box avileño, fue el derrotado.

Por último, los Gallos de Sancti Spíritus emparejaron las acciones en el “Calixto García” al vencer a los Cachorros holguineros 7-4 en un choque que se extendió a diez entradas después que los anfitriones empataran sensacionalmente a la hora de recoger los bates por un bambinazo de Jorge Luis Peña, quien fue el mejor bateador del partido al conectar además un par de dobles y un sencillo en cinco oportunidades.

No pudieron Yuniel Suárez ni Rafael Sánchez evitar que sus rivales marcaran cuatro veces en la entrada extra para definir el partido y la victoria se la llevó el relevista Yaniesky Duardo al permitir solo una limpia en dos entradas y un tercio de labor.

Industriales y Ciego de Ávila se enfrascaron en un duelo ofensivo. Foto: Boris Luis Cabrera
Please follow and like us:

Publicado Por: Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − Ocho =