Un villaclareño que trabaja para toda Cuba

Comentario

Noticias

Nueve meses después de la primera visita realizada a Villa Clara, el Consejo de Ministros regresa a esta central provincia, conectado con la realidad económica y social del territorio.

En Sagua la Grande, municipio ubicado a unos cincuenta kilómetros de Santa Clara, comenzó el recorrido el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, muy conocedor de la provincia que lo vio nacer y donde fue dirigente juvenil y partidista durante los años más duros del período especial.

El primer punto de la agenda fue en la nueva Planta Cloro Sosa, perteneciente a la Empresa Electroquímica del territorio. Única de su tipo en el país y con una reconversión tecnológica, la planta producirá sosa cáustica, hidrógeno y cloro gas destinado en esta primera etapa a la producción de hipoclorito.

Una vez estabilizados los parámetros en la línea de cloro, se procederá a comenzar las producciones de ácido clorhídrico y cloro líquido.

Durante el intercambio con sus directivos, el presidente cubano se interesó por la marcha del proceso inversionista, no exento de irregularidades, e insistió en temas como la planificación y el control.

Luego, Díaz-Canel hizo una parada en el Hotel Sagua y a escasos metros de allí, en el parque La libertad, recibió el saludo de cientos de pobladores que le expresaron su afecto sincero y simpatía.

El presidente fue entregando abrazos, besos y apretones de manos. Como es habitual en sus intercambios con el pueblo, explicó los objetivos de esta visita:

“Hacía años que no venía a Sagua y la veo más reanimada, se seguirán haciendo cosas, y estoy muy contento de estar en esta ciudad tan importante e histórica”, destacó el presidente cubano.

Seguidamente, Díaz-Canel visitó la Unidad Empresarial de Base de Reparación de Tanques Ferroviarios, donde se interesó por las condiciones laborales de los trabajadores y las producciones, tan importantes para la economía nacional.

Otro punto del periplo por el territorio sagüero fue la Empresa de Calderas de vapor Jesús Menéndez, única de su tipo en Cuba e imprescindible para el aseguramiento de los ingenios azucareros del país.

Pero el momento más emotivo de la jornada ocurrió en la comunidad Nueva Isabela, donde fueron construidas cincuenta Petrocasas para las familias afectadas tras el paso del huracán Irma, ocurrido en octubre de 2017. Allí también explicó a los vecinos por qué el Consejo de Ministros se encuentra en Villa Clara.

Díaz-Canel precisó que “en esta visita vemos las cosas en las que se avanzó con respecto a la que hicimos en agosto del año pasado, y vemos las cosas nuevas en las que hay que ayudar al territorio desde el gobierno central”.

Y en la comunidad Nueva Isabela el presidente Díaz-Canel conoció a Alejandro, un joven con discapacidad con quien conversó como si fueran viejos amigos. El joven dijo al presidente que coincidían en sus gustos en la música, le confesó que quiere estudiar Derecho y agradeció a la Revolución la posibilidad de estudiar y soñar.

No porque nació en el territorio villaclareño, y es diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular por el municipio de Santa Clara; sino porque practica un estilo de dirección dinámico y colectivo que lo mantiene en contacto directo con las personas, Díaz-Canel intercambia con el pueblo de esta provincia; indaga en cada empresa; pregunta todo el tiempo a los directivos acerca de las insatisfacciones; se interesa por la atención a los trabajadores, por la calidad de las producciones y cómo resolver los problemas.

Escuche la versión radial de la información:

(Tomado de Radio Rebelde)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + Nueve =

RSS
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE