Yo soy Fidel…

Comentario

Culturales

No mueren los que a la patria […] hicieron bien, José Martí

Yo soy Fidel: Pensamiento económico y político es el título del volumen que, coordinado por el doctor Luciano Vasapollo, vicerrector de la universidad italiana de La Sapienza, y el licenciado Ramón Labañino, Héroe de la República de Cuba, y publicado por la Editorial Ciencias Sociales, fuera presentado, en homenaje al aniversario 91 del natalicio del Comandante Fidel Castro Ruz (1926-2016), en el tradicional Sábado del Libro, cuya sede provisional es la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena, en el Centro Histórico de La Habana.

Ante todo, habría que destacar los disímiles valores en que se estructura esta obra, en cuyas sustanciosas páginas se explora in extenso el pensamiento económico y político del líder histórico de la Revolución Cubana, quien con su vida y obra ejemplares, devenidos paradigmas de la humanidad, se ha convertido —por derecho propio— en una de las personalidades más relevantes de la pasada centuria y en lo que va del siglo XXI. Para desarrollar con éxito tan loable labor, los investigadores indagan en los más intrincados intersticios en que se estructura la esfera cognoscitiva, la cual —junto con las áreas afectivo-espiritual y conativa— configura la carismática personalidad de este hombre excepcional…, desde todo punto de vista.

Yo soy Fidel… constituye una recopilación de textos que le proponen al lector insular y foráneo los resultados de un exhaustivo análisis sociopolítico e histórico sobre la vigencia del pensamiento que caracteriza al expresidente de la República de Cuba. El lenguaje utilizado por los compiladores de los artículos que integran esa joya de la literatura especializada contemporánea, es claro, directo, sin abusar —en modo alguno— de los tecnicismos que singularizan el vocabulario de esas disciplinas de las ciencias sociales.

Por otra parte, los principales artífices que hicieron realidad este proyecto editorial, tratan de colocar —en un lugar cimero— el enfoque ético-humanista que Fidel le diera a su pensamiento, no solo económico y político, sino también científico-técnico; línea temática que estoy seguro aguijoneará la mente y el alma de estudiosos cubanos y extranjeros para llevar a la letra impresa la génesis de aquella frase antológica pronunciada, en 1960, por el entonces primer ministro del Gobierno Revolucionario: « […] Cuba será un país de hombres de ciencia […]». No creo necesario insistir en el hecho de que la predicción del eterno combatiente antiimperialista se ha cumplido en todas y cada una de sus partes.

Recomiendo la lectura de Yo soy Fidel… no solo a los economistas, politólogos, historiadores, profesores y estudiantes de esas ramas del saber humano, sino también a toda aquella persona que —con «afecto y respeto ternísimos», al decir martiano— ame la vida y la obra de Fidel Castro Ruz, quien —al igual que el Apóstol— es uno de los más grandes visionarios que le haya dado al mundo la mayor isla de las Antillas.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)

RSS
Siguenos por Email
Facebook
Facebook