Palabras para Elsa Claro

La conocí  al entrar a la emisora. El encuentro ocurrió entre personas que ya no están como ella: Yackie de la Nuez y Carlos Mas. Cada uno me dijo, te vamos a presentar una estrella de la Radio Cubana. Ella, sin pelos en la lengua, expresó… oye ni lucero soy. Todos sonreímos.

Un apretón de manos. Y directa como era,  fue a preguntar. Y por qué Radio Progreso y  qué quería hacer yo en la Onda de la Alegría.  Fue un locuaz y sincera  con un desconocido.  Me dijo aquí si tú quieres te haces, sólo tienes que trabajar, investigar y tomar lo bueno del que más conoce. No dejes de ser tú, nunca. Crea y verás. 

Después con el tiempo y fragor del trabajo periodístico Elsa Claro, la comentarista, pasó de colega a lo que ella me llamaba, querido amigo. Tuve la oportunidad de tenerla, privilegio al fin, dentro de los colaboradores del Sitio Web de Radio Progreso, con su espacio Este mundo nuestro, con sus comentarios atinados de política internacional.

Otro momento, que recuerdo con goce fue su “lucero”,  para tomar un vocablo de ella, dentro de la narrativa y poesía cubanas. En la segunda, ella fue de clase extra como dijera el Poeta Nacional, Nicolás Guillén, al prologar uno de sus cuadernos  en que llevaba la lírica en el medio del pecho. De ahí en ese andar que me ha dado Radio Progreso, la  pude entrevistar en diferentes ocasiones y dedicarle programas en Del libro cubano y sus autores. Fue de intenso placer escuchar en su voz anécdotas del autor del poema Tengo, acerca de su quehacer literario. Después, en la narrativa,  ella misma me lisonjeo cuando le dedique a su último libro de cuentos: Eros derrotado, historias de corte dramático, lírico y otras con un gran sentido humorístico un dramatizado interpretado por la actriz Rita Bedías.

Recordar  es volver  a vivir,  como afirmaba siempre el maestro Eduardo Rosillo Heredia,  con el legado dejado por esta reconocida comunicadora en su ejercicio del periodismo  pienso que será siempre.  Y digo esto porque  que clase de cronista era esta habanera, que cada día ponía a pensar a millones de personas con sus comentarios revolucionarios  de la realidad internacional para los programas  A Primera Hora o En Vivo y Directo, y su criterio conformaba acción de pensamiento.

Hoy que no te puedo llamar por teléfono,  para hablar de lo real y lo divino y seguir en combate,  te digo estas palabras… te admiraremos siempre a pesar de tu despedida y no llevarte contigo con orgullo como me dijiste en una ocasión el Premio Nacional de Periodismo José Martí… Hasta pronto.

Publicado Por: Teodoro Herrera

Periodista y director de programas en Radio Progreso, la Onda de la Alegría. #Cubano100%, habanero, ama la vida, la familia y los amigos. Bailar, leer, la playa y la cerámica son sus grandes entretenimientos. Twitter. - @teocapricornio Correo.- teodoro.herrera@icrt.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 4 =