30 de noviembre en Cienfuegos

A pesar de los años trascurridos, mi amigo Antonio Espino Suárez, siente la  satisfacción de haber participado en  un significativo episodio por la liberación de la patria acontecido en la Perla del Sur.

Y rememora que las  acciones del 30 de noviembre de 1956 en Cienfuegos, lo tuvieron entre sus protagonistas  y aunque no se alcanzaron los resultados  esperados, dieron  un impulso a la lucha por la liberación de la patria.

Cuando Tony habla de aquél día recuerda que miembros del Movimiento 26 de Julio,  organizaron en Cienfuegos, diversas acciones para apoyar el desembarco del yate Granma, que se esperaba en esa fecha, en coordinación con las organizadas en Santiago de Cuba.

Y relata  que en  la noche del 29 el grupo conocido como el de los Pelucones, se acuarteló en la casa de Efraín Barrios, ubicada en la Calle de Santa Clara, hasta donde les llevaron el armamento y las municiones para la quema del periódico El Comercio; el asalto a las estaciones de Policía; la toma de la emisora de Radio Tiempo, hoy Radio Ciudad del Mar; y el incendio de la gasolinera perteneciente a la firma estadounidense Shell y del garaje Cartoqui, estos últimos ubicados en  Calzada y  Manacas.

Esas acciones tenían el propósito de distraer al ejército y precisa que a su brigada, formada además por Aníbal Velaz, Gustavo López, Rafael Betancourt y  Humberto Blanco,  le encargaron las dos últimas acciones.

Se trasladaron en  auto desde el barrio  de Tulipán hasta la Calzada, lograron darle candela al Garaje y a la Gasolinera, pero esta última sufrió pocos daños porque no se encontraba en funcionamiento y por una serie de imponderables, las acciones no tuvieron los resultados que esperábamos  y tuvieron  que huir de la policía batistiana.

Los medios de prensa de Cienfuegos reflejaron  los sucesos y  se calcularon en casi cinco mil peros los daños ocasionados a la gasolinera, actualmente radica en ese lugar el Taller del Partido Provincial.

Cada año se reúnen en  ese lugar  pioneros,  estudiantes, trabajadores, combatientes, junto a los dirigentes políticos y gubernamentales para resaltar el significado histórico  de los hechos del 30 de noviembre de 1956, que si bien no lograron los objetivos iniciales, demostraron que el M 26-7 en Cienfuegos, estaba preparado para la lucha contra la dictadura.

Please follow and like us:

Publicado Por: Manuel Varela Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − Nueve =