Anette Delgado con la excelencia de Alicia Alonso

La multilaureada primera bailarina Anette Delgado, figura insigne del Ballet Nacional de Cuba (BNC), Patrimonio Cultural de la Nación, que jerarquiza la primera bailarina Viengsay Valdés, interpretó a Giselle —junto al primer bailarín Rafael Quenedit— invitada por la Compañía Nacional de Danza, de la patria del Benemérito de las Américas, don Benito Juárez.

En esas funciones de lujo, donde se le rindió sentido homenaje a la prima ballerina assoluta Alicia Alonso (1920-2019), los amantes mexicanos del arte de las puntas y los colegas de la prensa especializada del hermano país latinoamericano percibieron en Anette el espíritu alado de la genial bailarina, maestra y coreógrafa insular, cuyas enseñanzas ella interiorizara e incorporara a su estilo único e irrepetible de bailar e interpretar esa joya del arte danzario universal.

Anette Delgado, con una exitosa carrera en el seno de la emblemática compañía, tan cubana como universal, comenzó sus estudios académicos de ballet en la Escuela Provincial de Ballet Alejo Carpentier, de La Habana.

Con apoyo en la demostración temprana de su talento, ingresó a la Escuela Nacional de Ballet, donde recibió clases de la maestra Ramona de Saá, doctora Honoris Causa por la capitalina Universidad de las Artes (ISA)
.
La joven bailarina comenzó a cosechar triunfos: Medalla de Oro y Premio a la Mejor Pareja en el Primer Concurso Internacional de Academias de Ballet; Medalla de Plata en el Concurso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC, 1995), Medalla de Oro y Premio Especial a la Mejor Técnica y Trabajo Artístico de Estilo en el Segundo Concurso Internacional de Academias de Ballet (1996) y Medalla de Plata y el Premio a la Mejor Pareja en el XVII Concurso Internacional de Ballet de Varna, Bulgaria (1996).

Al graduarse en 1996, integró el elenco del BNC, agrupación con la que ha actuado en América, Europa, Asia, África y Australia. Entre 1999 y 2001 se incorporó a las filas del Joven Ballet de Francia. La revista Dance Europa la seleccionó en 2011 entre los 100 mejores bailarines del mundo (incluidos los dos sexos), y al finalizar la temporada 2013-2014, entre las cinco mejores bailarinas del orbe. Fue promovida a primera bailarina en 2005.

Cuando Anette bailó en México, tuvo en la mente y en el espíritu las palabras con las que evocó a la eximia ballerina pocas horas después del lamentable deceso de Alicia Alonso:

«Será difícil no tenerla: por una parte, un genio, una artista superdotada, que inspiraba respeto; y por la otra, tan humana, tan fácil de poder llegar a ella. Le agradezco muchísimo por todos los conocimientos que transmitió, sobre todo en esta última etapa, en que me ayudó a completar Giselle, con sus consejos, con las historias que me contaba, [y con las que me descubrió] un mundo de detalles. La recordaré por siempre. Alicia estará en cada uno de nosotros […]».

 

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + diecinueve =