Barbados: la impunidad de un crimen

Cuba se entristece  cada 6 de octubre y,  ante la impunidad de un crimen como el de Barbados, considerado  uno de los actos más sangrientos y dolorosos que ha vivido la patria, prosigue la demanda del pueblo cubano al gobierno de Estados Unidos. 

Es esta  la fecha en que la isla despierta con solemnidad para  conmemorar el Día  de las Víctimas del Terrorismo de Estado, porque tenemos en la memoria a los más de 3 400 víctimas mortales de las acciones de grupos  de emigrados de origen cubano representativos de organizaciones extremistas asentadas en territorio estadounidense.

Para  las  víctimas  del vuelo CU-456 de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976 y las  ocasionadas por  otros  681  actos terroristas, el homenaje eterno teniendo como premisa los pronunciamientos  del líder histórico Fidel Castro: “La Revolución nos inculcó a todos la idea de la fraternidad y la solidaridad humana… Por eso el dolor es de todos, el luto es de todos, pero la invencible y poderosa fuerza de millones de personas es nuestra fuerza… Nuestra fuerza es, en fin, la fuerza del patriotismo…

Mucha dignidad y la irrebatible decisión de ser libres e independientes por siempre, por ser un pueblo en resistencia y bandera ejemplar de paz y respeto desata la ira del imperio que con sus nuevas estrategias desanda por el continente aplicando sanciones, bloqueos, los golpes militares como instrumentos de terrorismo, los  golpes parlamentarios, las falsas noticias y persecuciones judiciales.

Ni la criminalización de las huelgas de los pueblos latinoamericanos, ni las amenazas y represalias además de otros métodos ilegítimos para producir miedo por parte del imperio impedirán que la lucha antiterrorista se detenga, aún con la secuela de víctimas que la misma deja tras de sí.

En Cuba  lloramos y lloraremos a nuestros muertos. Y como buenos martianos lo haremos no para reconfortarnos con el alivio de tal acción, sino para adoptar resoluciones enérgicas porque como dijera el apóstol en su poema lírico “A mis hermanos muertos el 27 de noviembre” ¡Cuando se llora como yo, se jura!, para  no permitir que muera el  fervoroso sentimiento patriótico.

Please follow and like us:

Publicado Por: Laudelina Manzano Bell

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =