Cienfuegos, después de 1959

Desde los primeros momentos la dirección de la Revolución apreció que  Cienfuegos en el Centro-Sur  tenía excepcionales condiciones para desarrollarse agroindustrialmente.

Pero en la zona montañosa, por la presencia de las bandas contrarrevolucionarias financiadas y apoyadas por el imperialismo norteamericano, no pudo hacerse sentir de inmediato la acción transformadora, pero eliminado el bandidismo, comenzó a cambiar una realidad que resultaba insoportable, y se  inicio el programa para construir caminos, escuelas, hospitales y viviendas, que mejoraron la calidad de vida de los montañeses.

Entre las decisiones iniciales del  Gobierno Revolucionario,  estuvo la diversificación de la agricultura en todas las granjas y la construcción de obras diversas de beneficio social, lo que propició la apertura de nuevos empleos

En esos primeros años se creo la Zona Industrial de Cienfuegos, donde  se instalaron entre otras, la terminal de embarque de azúcar  a granel Tricontinental, el molino de trigo, las fábricas de pienso, fertilizantes y de elementos para el riego por aspersión.

En otros sitios se levantaron la de cemento Carlos Marx y la que se dedicó inicialmente a la producción de motores diésel y compresores, que fue idea del Comandante Ernesto Guevara  y fue modernizada la central termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, entre otras obras.

En los campos cañeros surgieron los centros de acopio, instalaron nuevas líneas férreas y se construyeron carreteras, mientras los centrales azucareros incorporaron tecnologías más modernas.

La aplicación de la estrategia de desarrollo económico aumentó la producción en todos los sectores, ampliación de las áreas de cultivo, el empleo de fertilizantes y la instalación de sistemas de riego, junto con el desarrollo energético, del transporte, y la construcción de caminos y carreteras.

Solamente en el quinquenio 1970-75 se electrificaron seis asentamientos poblacionales, tres secundarias básicas en el campo y los planes lecheros El Tablón, El Abra y Arimao, actualmente todo el territorio cienfueguero cuenta con servicio eléctrico.

El 23 de marzo de 1979, el Comandante en Jefe Fidel Castro inauguró oficialmente el hospital provincial Doctor Gustavo Aldereguía Lima, después se creo  el hospital pediátrico Paquito González y el psiquiátrico,  más de 400 consultorios del médico de la familia, clínicas estomatológicas, hogares de ancianos, casas de abuelos, policlínicas, hogares maternos y centros de higiene, entre otros.

Educación cuenta con más de cuatrocientos centros para  las diferentes enseñanzas y hasta el más apartado rincón de las montañas y zonas rurales los niños y jóvenes pueden estudiar porque tienen las condiciones creadas, incluida la materialización de los nuevos programas de la Revolución.

Por esas y muchas otras razones, aquella perla que estaba tan opaca en 1953, tiene hoy un brillo que la hace distinguir para bien de sus vecinos y visitantes, por esas y otras razones los cienfuegueros tienen  un motivo especial para celebrar el 61 aniversario del triunfo de la Revolución cubana y de  agradecimiento a quienes hicieron posible el desarrollo del territorio y la dignidad plena de los cubanos todos.

Please follow and like us:

Publicado Por: Manuel Varela Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =