¿Cómo integrar los riesgos de la COVID-19 a las medidas de protección de la temporada ciclónica?

Con el objetivo de perfeccionar el plan de enfrentamiento a la presente temporada ciclónica, en medio de la compleja situación epidemiológica creada por la pandemia de la COVID-19, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (Emndc) y el Ministerio de Salud Pública emitieron un grupo de indicaciones para reajustar los procederes en las diferentes instancias del país.

El documento, que es firmado por el doctor José Angel Portal Miranda, ministro de Salud, y por el general de división (r) Ramón Pardo Guerra, jefe del Emndc, indica la necesidad de asegurar la vitalidad de las instalaciones previstas en los planes de reducción del riesgo de desastres, como los centros de evacuación para la protección de la población ante situaciones originadas por ciclones tropicales y otros eventos hidrometeorológicos extremos.

Orienta garantizar el saneamiento ambiental, que incluye labores de desinfección, desinsectación y desratización; limpieza y mantenimiento del sistema de evacuación de residuales líquidos (fosas y tanques sépticos), la correcta disposición final de residuales sólidos, y un adecuado funcionamiento de las instalaciones sanitarias.

Además, recomienda el aseguramiento de los servicios vitales: agua segura, inocuidad de los alimentos (transportación, almacenamiento, elaboración, conservación y expendio), energía y comunicaciones, normas de protección y distanciamiento social, que eviten el hacinamiento, la aglomeración de las personas en espacios de uso común, empleo obligatorio de nasobucos y de sustancias desinfectantes, y el control de acceso.

Las indicaciones conjuntas destacan que en el caso de las viviendas destinadas para la protección de las personas, se velará por el cumplimiento de las medidas de distanciamiento y las normas de conducta establecidas.

Así, lo convenido entre ambos organismos implica reforzar el aseguramiento médico y control de salud, dentro del cual se incluye la pesquisa activa, la dispensarización de los grupos vulnerables y con factores de riesgo, la designación de un local para aislamiento en caso de detectar personas sospechosas con alguna de las enfermedades infectocontagiosas, y la evacuación a la instalación de Salud prevista.

El documento puntualiza los aseguramientos para la continuidad de la asistencia médica en los centros destinados a la protección de las personas, el completamiento del personal médico y la disponibilidad del transporte sanitario, así como el surtido pertinente de medicamentos, insumos médicos y medios diagnósticos.

También establece el incremento de la vigilancia epidemiológica, epizootiológica, fitosanitaria y ambiental, con el objetivo de alertar oportunamente la ocurrencia de algún evento que pueda agravar la actual situación sanitaria del país.

Texto: Abel Reyes

Please follow and like us:

Publicado Por: Granma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 12 =