El teatro Tomás Terry, una joya de la cultura cienfueguera

La historia de Cienfuegos recoge la llegada a esta zona  del joven venezolano  Tomás Terry Adans, quien no pensó que su nombre seria mencionado con cariño 130 años después que sus descendientes cumplieran el  deseo que había manifestado en vida, de regalar a la villa un gran teatro en correspondencia  con la prosperidad económica que vivía la naciente ciudad.

Sus familiares donaron una buena cantidad de dinero para la creación del teatro, que a 130 años de su inauguración se distingue por su elegancia y caracteriza el entorno citadino donde fue  fundado el 12 de febrero de 1890, convirtiéndose en símbolo de Cienfuegos.

Muchas personalidades del arte nacional e internacional han actuado en su escenario, dejando un imperecedero recuerdo en la historia de la cultura local, los cienfuegueros Arquímedes Pous y Luisa Martínez Casado, estrellas de la música cubana de la talla de Rita Montaner, Bola de Nieve, Rosita Fornés e internacionales como Enrico Caruso,  Margarita Xirgú  y  Sarah Bernhardt.

Entre los artistas  de renombre actual han estado, Frank Fernández, Ana Belén, Víctor Manuel,  David Blanco, Pedro Luis Ferrer, Kelvis Ochoa, David Torrens, Ivette Cepeda, William Vivanco, Digna Guerra, Zenaida Castro Romeu, el Dúo Buena Fe y compañías como el Ballet Nacional de Cuba, Litz Alfonso Dance, Danza Contemporánea de Cuba, el Folclórico Nacional de Cuba, la Orquesta Aragón, la Orquesta Sinfónica Nacional  y toda una constelación que haría muy extensa esta relación.

Como parte del programa para celebrar los 130 años del Terry, se programó  del 10 al 14 de febrero el Evento de Investigación Teatral El Apuntador, edición dedicada este año a Manolo Ávila, prestigioso titiritero cienfueguero desaparecido físicamente en el 2019, y  en cuyo honor se presentaron  la Compañía Caña Brava y el Guiñol Cienfuegos, que han sobresalido en el empleo de títeres.

Otras puestas en escena, además de intercambios teóricos, completaron la agenda del  encuentro, que contó con una amplia aceptación en el público, aunque no tuvieron como sede el local de la emblemática institución sometida actualmente a una reconstrucción total.

Para los cienfuegueros El Terry, aunque parecido a otos teatros, es diferente y único, no solo por su arquitectura, sino por las historias escritas y las que no constan, pero que allí habitan, por ser reflejo de desarrollo cultural del Centro Sur de Cuba.

Please follow and like us:

Publicado Por: Manuel Varela Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =