Homenaje a Alicia Alonso en congreso científico internacional

Un emotivo homenaje a la memoria de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso (1920-2919), una de las figuras emblemáticas de la danza universal de la pasada centuria,  tuvo lugar durante el desarrollo del II Congreso Internacional HISTARMED 2020 (Historia, Arte, Medicina), que tuvo como sede el Centro de Convenciones y Servicios Académicos de Cojímar, en La Habana, con motivo del centenario del natalicio de la eximia ballerina.

El evento, que tuvo como lema central La medicina una ciencia integrada al arte y comprometida con la historia y la identidad cultural, dedicó una de sus sesiones a destacar la función básica indispensable desempeñada por la genial bailarina, maestra y coreógrafa insular, en la creación de la Escuela Cubana de Ballet, así como en la difusión  de la prestigiosa academia cubana a escala internacional.

Dicha cita contó con la presencia de un numeroso público integrado por médicos, psicólogos, enfermeras, personal de la salud y estudiantes de ciencias biomédicas, delegaciones de varios países y de representantes de diversas ramas del arte nacional.

El Dr. Miguel Cabrera, historiador del Ballet Nacional de Cuba (BNC) focalizó la atención y el interés del auditorio con la conferencia Alicia Alonso, cambió un público por un pueblo, en que analizó con profundidad las arraigadas convicciones de la artista en el talento existente en el pueblo cubano para enriquecer las artes en general y el ballet en particular.

Por otra parte, se refirió a los llamamientos urgentes formulados por la directora fundadora del BNC a las autoridades gubernamentales cubanas, desde la década del 40 del pasado siglo, para que ofrecieran el apoyo necesario a las artes, así como su digna postura frente a la agresión de la dictadura batistiana al Ballet de Cuba en 1956, y su irrestricta adhesión a la Revolución: proceso socio-económico de carácter popular que, a partir de 1959, le facilitó al movimiento cubano del ballet alcanzar las grandes metas históricas obtenidas durante las últimas seis décadas.

Un público, puesto respetuosamente de pie, y con una cerrada ovación, puso punto final a ese encuentro único e irrepetible, donde pudo admirar, además, numerosas imágenes de Alicia Alonso mientras interpretara grandes obras del repertorio clásico del BNC: Giselle, El lago de los cisnes y Carmen.

 

Please follow and like us:

Publicado Por: Jesús Dueñas Becerra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − cinco =